Embarazo

Baño de vapor durante el embarazo

Team Peanut
Team Peanutel mes pasado4 min de lectura

Hacer un baño de vapor durante el embarazo aumenta la temperatura corporal, lo que puede ser peligroso. Es mejor evitarlo hasta después de haber dado a luz.

Baño de vapor durante el embarazo

Tal vez ya te encanten los baños de vapor como parte de tu rutina posterior al ejercicio o como un viaje semestral al spa.











O tal vez nunca hayas probado uno, pero estás buscando una experiencia placentera durante el embarazo.

Entonces, ¿es seguro usar un baño de vapor durante el embarazo?

Es importante tener en cuenta que no todos los baños de vapor son iguales.

Algunos pueden configurarse más calientes o más fríos que otros, lo que hace que responder a esta pregunta sea un poco complicado.

Pero, como siempre, cuando se trata de mantenerse a salvo durante el embarazo, generalmente es mejor pecar de precavida, incluso si eso significa renunciar a tus cosas favoritas de vez en cuando.

Así que tomemos un minuto para repasar todo lo relacionado con el uso de una sala de vapor durante el embarazo, y por qué es mejor no hacerlo.

En este articulo: 📝

  • ¿Es seguro un baño de vapor durante el embarazo?
  • ¿Qué sucede cuando usas baños de vapor durante el embarazo?
  • ¿Cuáles son los riesgos de usar un baño de vapor durante el embarazo?
  • ¿Es segura la inhalación de vapor durante el embarazo?

¿Es seguro un baño de vapor durante el embarazo?

En términos generales, no.

Se recomienda evitar el uso de baños de vapor, saunas o jacuzzis durante el embarazo para evitar aumentar la temperatura corporal a un nivel peligroso.

La mayoría de las salas de vapor se mantienen a 110 grados F, lo cual es peligroso para las mujeres embarazadas.

En algunos casos, si la sala de vapor está configurada a una temperatura más baja de lo normal, es posible que puedas usarla por un período corto de tiempo, pero esto aún puede presentar riesgos.

Pregúntale a tu médico antes de usar cualquier baño de vapor, incluso uno a una temperatura más baja.

¿Qué sucede cuando usas baños de vapor durante el embarazo?

El uso de una sala de vapor aumenta la temperatura corporal central.

Puede sentirse maravilloso, pero si estás embarazada, puede tener algunas complicaciones.

Cuando la temperatura de tu cuerpo aumenta, los vasos cerca de la superficie de la piel se dilatan, lo que promueve la sudoración para ayudar a eliminar el exceso de calor corporal.

Tu corazón tiene que trabajar más duro para bombear sangre a la piel para hacer esto, lo que puede ser peligroso cuando estás embarazada.

Durante el embarazo, tu corazón y sistema circulatorio ya están trabajando horas extras, bombeando sangre extra alrededor de tu cuerpo y del feto en desarrollo.

Ejercer esta presión adicional sobre ti puede hacer que te sientas mal, puede ser realmente grave si tienes algún problema cardíaco subyacente e incluso puede afectar el desarrollo saludable de tu bebé por nacer.

¿Cuáles son los riesgos de usar un baño de vapor durante el embarazo?

Hay varios riesgos asociados con el uso de una sala de vapor durante el embarazo, todos relacionados con el rápido aumento de la temperatura corporal central.

Estar embarazada y tener una temperatura corporal de 101 °F (38,3 °C) o más puede ser preocupante por varias razones.

Tener fiebre alta durante el embarazo puede aumentar el riesgo de:

  • Sobrecalentamiento.
  • Desmayos/mareos.
  • Una caída en la presión arterial.
  • Deshidratación.

No solo eso, sino que específicamente en el primer trimestre del embarazo, una temperatura corporal alta puede ser un peligro para el feto en crecimiento.

Tu bebé por nacer no puede regular su propia temperatura ni tolerar altas temperaturas.

Durante las primeras 12 semanas, atraviesa un período de crecimiento crítico y las altas temperaturas pueden causar problemas de desarrollo del cerebro o la médula espinal, a menudo denominados defectos del tubo neural.

En cualquier momento del embarazo, generalmente se debe evitar soportar altas temperaturas en entornos como baños de vapor o formas específicas de ejercicio como Bikram yoga (a veces llamado yoga caliente).

¿Es segura la inhalación de vapor durante el embarazo?

Sí. La inhalación de vapor, donde tu cuerpo está a una temperatura ambiente normal, es segura durante el embarazo.

Se puede usar como alivio para la congestión nasal cuando desees evitar ciertos descongestionantes medicados.

Como siempre, si no estás segura de la seguridad de alguna actividad o medicamento que formaba parte de tu rutina antes de quedar embarazada, lo mejor es hablar con tu médico para recibir asesoramiento personalizado y específico.

Y te prometemos que puedes volver a absorber esa bondad humeante en poco tiempo una vez que tu bebé esté a salvo en la tierra.

Popular en el blog
Es tendencia en la comunidad

Descarga la app gratis

Descargar desde App Store
Descargar desde Play Store
  • Facebook
  • Instagram
  • Twitter
  • Pinterest