Cafeína en la Lactancia Materna: Lo Que Debes Saber

Team Peanut
Team Peanuthace 2 meses12 min de lectura

Después de otra noche de insomnio, tener que amamantar a las 4 a. m. y un cambio de pañal mientras secas tus ojos, es probable que necesites un café. Pero si estás amamantando al bebé, ¿se te permite uno? Esto es lo que necesitas saber sobre la cafeína en la lactancia.

Caffeine and Breastfeeding

En innumerables listas de las cosas que las mamás extrañan más durante el embarazo, la cafeína casi siempre ocupa un lugar destacado.

Y cuando finalmente tienes a tu bebé en brazos, es posible que sientas la tentación de volver a las costumbres de antaño, respondiendo a cada bostezo o frotamiento de ojos con otra taza de café.

Sin embargo, aunque suene tentadora, la idea de volver a los niveles de cafeína anteriores al embarazo puede generar muchas preguntas para las mamás que amamantan. Como, ¿cuánta cafeína puedo tomar mientras amamanto?

¿Es que la cafeína pasa a la leche materna? ¿Se puede beber Red Bull durante la lactancia? ¿Es malo consumir bebidas energéticas durante la lactancia?

Y lo que es más importante, ¿puede la cafeína en la leche materna mantener despierto al bebé?

Lo entendemos: dormir es un recuerdo lejano cuando tienes un recién nacido, y si eliges amamantar, la idea de beber cafeína mientras amamantas podría estar rondando tu mente.

Déjanos apaciguar tus pensamientos; tómate un buen café (alerta de spoiler, está permitido) vamos a mojarnos en todo lo que necesitas saber sobre la cafeína en la lactancia.

En este articulo 📝

  • ¿Es seguro beber cafeína durante la lactancia?
  • ¿Cuánta cafeína afectará la leche materna?
  • ¿La cafeína afecta al bebé durante la lactancia?
  • ¿Por qué se debe evitar la cafeína durante la lactancia?
  • Cafeína y lactancia: Preguntas frecuentes
  • Ten cuidado con estas fuentes ocultas de cafeína

¿Es seguro beber cafeína durante la lactancia?

Lo primero es lo primero: ¿está bien tomar café en la lactancia? ¿O consumir cafeína mientras amamantas?

Felicitaciones, café-mamas, ya que es absolutamente seguro beber cantidades moderadas de café, té, refrescos u otra bebida cafeinada durante la lactancia.

Así como era también seguro hacerlo mientras estaba embarazada.

Por lo tanto, no tienes que dejar de darte un gusto cuando se trata de café y lactancia. ¡Uf!

Pero antes de preparar la próxima jarra o de destapar una lata de tu bebida energética favorita mientras amamantas, hay algunas cosas que debes tener en cuenta:

  • Pequeñas cantidades de cafeína pueden pasar del torrente sanguíneo a la leche materna.
  • La cafeína en la leche materna alcanza su punto máximo entre 60 y 120 minutos después de haberla consumido.
  • Aunque el nivel suele ser demasiado pequeño para ser dañino, algunos bebés pueden ser más sensibles a la cafeína en la leche materna que otros.
  • Si notas que tu bebé tiene problemas para dormir o está molesto, inquieto, hiperactivo o irritable después de la alimentación (y de haber tomado cafeína), esto podría ser una señal de que necesitas reducir la cafeína mientras amamantas.

¿Cuánta cafeína afectará la leche materna?

¡Depende de a quién le preguntes!

El consenso es que entre 200 y 300 miligramos de cafeína por día está bien. Por lo tanto, unas cuantas tazas de café mientras amamantas están bien.

  • El Colegio Estadounidense de Obstetras y Ginecólogos (ACOG, por sus siglas en inglés) sugiere que hasta 200 mg al día (una taza de café grande o dos pequeñas) durante la lactancia es el punto ideal.
  • Y según un estudio compartido por la organización de lactancia materna La Leche League International, aumentar a 300 mg al día (alrededor de dos o tres tazas de café) es una cantidad segura de cafeína durante la lactancia.

Sin embargo, cualquier cantidad por encima de esa marca de 300 mg podría provocar una sobreestimulación, vigilia y nerviosismo en tu pequeño. Así que es mejor pecar de precavido.

¿Cuánto tiempo permanece la cafeína en la leche materna?

La cafeína en la leche materna tiene una vida media de entre 1,5 y 14,5 horas (la vida media es la cantidad de tiempo que tarda el nivel de cafeína en reducirse a la mitad).











Por lo tanto, cualquier rastro de cafeína en la leche materna generalmente desaparece en 24 horas, ¡suponiendo que no hagas una recarga!

Es por eso que debes tener en cuenta el rango de 200 a 300 mg anterior, especialmente en las primeras semanas con tu nuevo bebé.

La cafeína tiene una vida media inusual en los recién nacidos (hasta 97,5 horas), lo que significa que podrías tomar una taza de café el lunes por la mañana y la cafeína podría seguir presente en la leche materna el jueves por la noche.

¿La cafeína afecta al bebé durante la lactancia?

Desafortunadamente, la cafeína en la leche materna puede afectar al bebé si está amamantando.

Pero depende de la cantidad de cafeína que estés consumiendo durante la lactancia.

El principal efecto de la cafeína durante la lactancia de los recién nacidos es un impacto en sus patrones de sueño.

Por ejemplo, la CDC informa que se han observado patrones de sueño deficientes en bebés cuyas madres consumen cantidades muy altas de cafeína durante la lactancia (estamos hablando de 10 o más tazas de café al día).

Mientras tanto, los bebés prematuros y recién nacidos pueden tardar más en descomponer la cafeína en la leche materna, por lo que esto también podría tener un impacto en su sueño y estado de ánimo.

De cualquier manera, debes hacer lo correcto para ti y tu bebé.

Ya sea reduciendo la ingesta o programando descansos para tomar café de modo que la cafeína esté fuera del sistema cuando amamantas o extraes leche. Así que aún puedes disfrutar de la cafeína mientras amamantas con un poco de moderación y planificación.

¿La cafeína en la leche materna mantiene despierto al bebé?

Sí, si el bebé consume cafeína en la leche materna, esto puede mantenerlo despierto, lo que hace que la cafeína sea un arma de doble filo.

Te estás bebiendo una taza para juntar algo de energía para mantenerte alerta, lo cual podría tener exactamente el mismo efecto en tu pequeño. ¡Uy!

Dicho esto, como hemos mencionado, la cafeína afecta a cada bebé de manera diferente, y esto generalmente se reducirá a circunstancias individuales.

Por lo general, las señales de que podrías estar bebiendo demasiada cafeína mientras amamantas, ya sea café, refrescos o bebidas energéticas, podrían ser si el bebé:

  • Tiene dificultad para dormirse
  • Está más activo de lo habitual
  • Está más inquieto de lo habitual

Básicamente, lo mismo que sentimos cuando tomamos demasiada cafeína!

Si estás bebiendo una buena cantidad de café mientras amamantas y el bebé muestra alguno de estos signos, valdría la pena reducirlo. ¡Ambos necesitan descansar!

¿Por qué se debe evitar la cafeína durante la lactancia?

¿Qué tiene de malo la cafeína en la lactancia?

Además de mantener al bebé despierto (es decir, si consumes mucho), en realidad no hay efectos adversos debido a la cafeína durante la lactancia.

Sin embargo, consumir mucha cafeína (durante la lactancia o fuera de ella), en cualquiera de sus presentaciones (café, refrescos, bebidas energéticas) puede tener algunos efectos secundarios menos deseables además de simplemente mantener tus ojos abiertos:

  • Insomnio: Claro, el insomnio es parte de tener un recién nacido. Pero demasiada cafeína durante la lactancia puede significar que el poco tiempo que tienes para dormir lo dediques a intentar dormir.
  • Diarrea: el café tiene un efecto laxante, por lo que es lógico que beber más de unas cuantas tazas al día podría causar algunas molestias digestivas, junto con algo de deshidratación.
  • Ansiedad: la cafeína desencadena la adrenalina, la hormona de la alerta, que puede ser excelente para despertar cuando lo necesitas, pero si tu adrenalina se dispara durante todo el día, puede manifestarse a través de nerviosismo y ansiedad constantes.

Cafeína y lactancia: Preguntas frecuentes

¿Puedo tomar café mientras estoy amamantando?

Sí, puedes tomar café durante la lactancia, con moderación.

Según este estudio, beber más de dos tazas de café durante la lactancia pueden provocar una “deficiencia leve de hierro” y “anemia” en los bebés.

Esto no se debe a la cafeína en el café, sino a otros componentes, por lo que cambiar a un café descafeinado podría no funcionar.

Entonces, si bien puedes combinar el café y la lactancia materna, es mejor limitarlo a sólo un par de tazas por día.

¿Puedo tomar bebidas energéticas durante la lactancia?

Sí, puedes tomar bebidas energéticas durante la lactancia.

Al igual que beber café durante la lactancia, se trata de moderación.

Muchas bebidas energéticas contienen más cafeína que el café, el té o las gaseosas, por lo que es mejor quedarse con las bebidas energéticas con menos de 100 mg de cafeína.

Sin embargo, la cafeína puede no ser la única preocupación en las bebidas energéticas durante la lactancia : el alto contenido de azúcar es probablemente lo más importante a considerar cuando se trata de bebidas energéticas y la lactancia.

Algunas investigaciones han demostrado que altos niveles de azúcar refinada en la dieta durante el embarazo o la lactancia pueden afectar el desarrollo cognitivo del bebé.

Por lo tanto, siempre que tengas una dieta sana y equilibrada, beber bebidas energéticas durante la lactancia no debería tener ningún efecto negativo.

¿Se puede beber Red Bull durante la lactancia?

Una lata estándar de Red Bull contiene 80 mg de cafeína, lo que la coloca en niveles seguros de cafeína durante la lactancia, aunque es mejor limitarse a una sola lata por día.

Sin embargo, el contenido de azúcar puede ser bastante alto. Aunque una lata de Red Bull tiene un contenido de azúcar similar a la de un jugo de fruta, la diferencia radica en el tipo de azúcar.

Por lo tanto, si tienes antojo de Red Bull mientras estás amamantando, tal vez la alternativa sin azúcar sería la mejor opción: solo recuerda limitarte a una lata (de tamaño estándar) por día.

¿Puedo beber refrescos mientras estoy amamantando?

Por lo general, la cantidad de cafeína en la mayoría de los refrescos y sodas no es lo suficientemente alta como para preocuparse al respecto.

Sin embargo, al igual que con las bebidas energéticas, el alto contenido de azúcar refinada puede ser algo que querrás evitar.

Entonces, ¿cuánto refresco puedo beber mientras estoy amamantando? Te escuchamos preguntar. Bueno, para ser honestos, la ciencia aún no nos da respuestas.

Pero, en términos generales, es mejor limitar el consumo de gaseosas a los mismos niveles de refresco durante el embarazo: aproximadamente una lata de líquido dulcificado al día.

¿Puedo tomar té mientras estoy amamantando?

¿Qué hay sobre beber té durante la lactancia? Bueno, teniendo en cuenta que el té procesado contiene aproximadamente la mitad de la cafeína del café.), es bastante seguro tomar algunas tazas.

Pero no todos son iguales cuando se trata de tés y lactancia.

La mayoría de los tés son totalmente seguros para beber durante la lactancia, pero hay algunos que se deben evitar por completo:

  • Aloe
  • Anís
  • Cohosh azul
  • Aceite de alcaravea
  • Consuelda
  • Sello de oro
  • Gordolobo
  • Kava
  • Muérdago
  • Aceite de poleo
  • Aceite de menta
  • Raíz de ruibarbo
  • Salvia
  • Escutelaria
  • Yerba mate
  • Hierba de San Juan

Pero si te provoca una taza de té mientras amamantas, aquí hay algunos que son generalmente seguros (de nuevo, con moderación, unas pocas tazas por día como máximo):

  • Té negro
  • Té verde
  • Manzanilla
  • Té blanco
  • Jengibre
  • Diente de león
  • Rosa mosqueta

Si tienes dudas sobre qué tés beber durante la lactancia, lo mejor es consultar con tu médico; para algunos tés, no hay suficiente evidencia científica para aprobarlos o desaprobarlos.

¿Cuándo puedo tomar cafeína durante la lactancia?

Entonces, ¿cuándo es mejor tomar cafeína durante la lactancia?

Dado que la cantidad de cafeína en la leche materna está en su máximo entre 1 y 2 horas después de beberla, generalmente es mejor esperar unas 3 horas antes de amamantar y después de beber una taza de café.

Depende totalmente de ti determinar qué horario funciona mejor, pero según nuestras mamás en Peanut, alimentar al bebé antes de tomarte el café de la mañana funciona bien.

Ten cuidado con estas fuentes ocultas de cafeína

Para recapitular: ¿Está bien tomar café mientras amamantas? ¡Puedes apostarlo!

Solo recuerda hacerlo con moderación y, si puedes, reserva tu taza para dos horas antes de amamantar, así darás tiempo para que haga su recorrido a través de tu sistema.

Pero si insistes en comenzar el día con una buena taza de café o té que te reafirme la vida (¿y quién podría culparte?), debes pensar en qué más pondrás en tu cuerpo durante el transcurso del día.

Esto significa inspeccionar cada etiqueta y lista de ingredientes en busca de cafeína oculta.

De lo contrario, podrías sobrepasar las pautas recomendadas de 300 mg sin siquiera darte cuenta.

Más allá de los sospechosos habituales, como el café, el té y los refrescos, debes averiguar los contenidos de cafeína de algunas fuentes furtivas:

  • Bebidas energéticas
  • Barras energéticas
  • Analgésicos
  • Suplementos
  • Chocolate (cuanto mayor sea el contenido de cacao, mayor será la cantidad de cafeína)

Y aditivos comunes como el ginseng, el guaraná, la nuez de cola y la taurina también contienen cafeína, por lo que, incluso si no aparece en la lista, es posible que agregues cafeína a la leche materna sin siquiera saberlo.

Eso es todo lo que hay que saber sobre la cafeína durante la lactancia: disfruta tu macchiato de caramelo helado con moderación, mamá. Lo estás haciendo muy bien.

¿Buscas alternativas a la cafeína para mantenerte despierto durante las comidas matutinas llenas de bostezos? ¡Habla con otras mamás en Peanut!

🍼 Quizá te interese:

Consejos para almacenar leche materna

7 posiciones para amamantar que probar

10 alimentos para aumentar el suministro de leche

Lactancia materna en público: consejos y sugerencias

¿Es posible aumentar el suministro de leche materna?

Semana Mundial de la Lactancia Materna: Cuándo es y cómo celebrarlo

Cómo dejar de amamantar (cuando estés lista)

¿Cuándo comienza a producir leche una mujer embarazada?

Consejos para amamantar con senos grandes

Popular en el blog
Es tendencia en la comunidad