¿Tienes calambres después de la menopausia?

Team Peanut
Team Peanutel año pasado6 min de lectura

Uno de los beneficios de llegar a la menopausia debería ser que ya no experimentas el temido dolor de la menstruación, ¿verdad? ¿Cierto? Bueno, odiamos ser los portadores de malas noticias aquí, pero los calambres después de la menopausia ocurren.

calambres después de la menopausia

Para entender esto, volvamos al principio.











Aunque puede ser incómodo, el dolor menstrual es en realidad el resultado de un proceso extraordinario.

Cada mes, su útero se prepara para el embarazo mediante la construcción de su revestimiento (llamado endometrio).

Si un óvulo fertilizado no llega a su útero, éste decide remodelar.

Para que esto suceda, los músculos de tu útero se expanden y contraen.

Los lípidos llamados prostaglandinas ayudan con este proceso.

El desprendimiento del endometrio puede causar algunas molestias, o algo peor en forma de dolor menstrual.

(Dato curioso: ¿el término médico para el dolor menstrual? Dismenorrea.

En caso de que necesites mencionarlo en tu próxima noche de trivia).

Pero, ¿qué sucede si tus períodos han llegado a su fin y sigues experimentando cólicos menstruales después de la menopausia?

¿Existen los calambres de la menopausia?

En algunos casos, los calambres similares a los menstruales después de la menopausia no son motivo de preocupación.

En otros, pueden indicar que algo más está pasando.

Entonces, ¿qué causa los calambres después de la menopausia? Vamos a sumergirnos.

¿Son normales los calambres durante la menopausia?

“Normal” es una palabra interesante cuando se trata de nuestros cuerpos.

Cada cuerpo es diferente.

Entonces, en lugar de preguntar si los calambres después de la menopausia son “normales”, vamos a preguntar si pueden ser perjudiciales para tí.

¿Te pueden doler los ovarios después de la menopausia?

Para empezar, echemos un vistazo a la menopausia.

Como sugiere el nombre, se trata de que tu vida menstrual se ponga en pausa (permanente). ¿La fecha oficial? Doce meses después de su último período.

Pero en lugar de entender la menopausia como un momento único en el tiempo, es más útil verla como un capítulo de su vida provocado por cambios hormonales en su cuerpo.

Con una disminución en la producción de estrógeno y progesterona puede aparecer una variedad de síntomas diferentes.

Estos incluyen, entre una larga lista de muchos otros, sofocos, sequedad vaginal y cambios de humor.

¿Aún puedes tener síntomas menstruales después de la menopausia?

Si bien definimos la menopausia como un punto en una línea de tiempo, su importancia en nuestras vidas generalmente se extiende por unos pocos años.

En este estudio, por ejemplo, los síntomas se sintieron típicamente durante un período de aproximadamente siete años durante la transición y existieron en promedio durante aproximadamente cuatro años y medio después del último período menstrual.

Entonces, sí, en general, los síntomas menstruales pueden durar y duran varios años después de que su período haya expirado.

(Eso no significa que tengas que luchar contra ellos sola. Busca ayuda de tu proveedor de atención médica. Apóyate en tu comunidad. Únete a la conversación en Peanut. Nos va mejor juntas).

A medida que los períodos comienzan a disminuir, puedes experimentar dolor en la parte inferior de la espalda y el abdomen.

En muchos casos, esto puede no ser motivo de preocupación sino simplemente ser parte del paso de una fase de tu vida a otra.

Y luego, a veces, el dolor de ovario después de la menopausia puede significar otra cosa. Las posibilidades incluyen:

  • Problemas gastrointestinales. Los cambios hormonales que están ocurriendo en tu cuerpo pueden causar estragos en tu sistema digestivo, causando hinchazón, estreñimiento y diarrea.
  • Endometriosis. Esto es cuando el tejido que normalmente forma el revestimiento del útero crece fuera de él. Si bien la endometriosis generalmente se considera una enfermedad de los años premenopáusicos, existe la endometriosis posmenopáusica. Tiene vínculos con la terapia de reemplazo hormonal (TRH), pero también se ve en pacientes que no reciben estos tratamientos y que no tienen antecedentes de la afección.

Hay un renovado interés en investigar la prevalencia de la endometriosis en mujeres posmenopáusicas. La esperanza es que esto permita un tratamiento más específico para quienes padecen la afección y fomente más investigaciones en esta área.

Pero eso no significa que el riesgo de fibromas se evapore por completo al llegar a esta nueva fase. Es posible que aún experimentes calambres relacionados con los fibromas durante la perimenopausia. El riesgo aumenta si estás en terapia de reemplazo hormonal.

La buena noticia es que, si los síntomas de los fibromas no desaparecen por sí solos, existen opciones, que van desde terapias hormonales hasta cirugías como las histerectomías.

Si te preocupan los síntomas que estás experimentando, habla con tu médico acerca de las opciones de tratamiento para tí.

  • Cánceres de endometrio y útero. Los calambres en la parte inferior del abdomen y el área pélvica pueden ser un signo de cáncer. Corres más riesgo si tu período comenzó muy temprano en la vida o llegaste tarde a la menopausia.

¿Cuáles son los síntomas de los fibromas después de la menopausia?

Cuanto antes detectes fibromas, o cualquier otra condición de salud, mejor.

Si tienes alguno de los siguientes síntomas, comunícate con tu médico para ver si hay algo de qué preocuparse:

  • Sangrado inusual. En este estudio reciente, el 90 % de las pacientes posmenopáusicas diagnosticadas con cáncer de endometrio informaron haber experimentado sangrado vaginal. Si bien algunas manchas en la perimenopausia y la posmenopausia pueden ser normales, vale la pena revisar cualquier síntoma que te resulte extraño.
  • Flujo vaginal delgado, blanco y transparente.
  • Fatiga extrema
  • Dolor durante o después del sexo
  • Molestias al orinar
  • Pérdida de peso inesperada

¿El resultado final? Si estás preocupada, no esperes ni un día para comunicarte. Tu salud es importante. No tienes que pasar por esto sola.

Mis mejores deseos.

Popular en el blog
Es tendencia en la comunidad