¿Qué Tan Seguro es Dormir Juntos? | Colecho y Compartir Cama

Team Peanut
Team Peanuthace 2 meses13 min de lectura

¿Apoyas al equipo colecho, o estás interesada en dormir de forma independiente?

el colecho

Profundicemos en este polémico tema…

¿Es malo dormir juntos? ¿Cuáles son los beneficios de dormir juntos? ¿A qué edad es seguro dormir juntos? ¿Cómo sabré cuándo dejar de dormir juntos con mi hijo? ¿Qué es el colecho?

Lo entendemos: es un tema en el que muchos padres no están de acuerdo, pero ¿cuáles son los hechos?











Todo el mundo parece tener una opinión sobre el colecho (o co-lecho) con bebés o niños pequeños.

Naturalmente, tú quieres que tu bebé duerma toda la noche, para que esas sesiones de lactancia nocturna ocurran lo menos posible; después de todo, ¡también necesitas descansar!

Por eso, profundizamos en todo lo que necesitas saber sobre el colecho, para que puedas decidir si es lo adecuado para tí y tu pequeño retoño.

En este articulo 📝

  • ¿Qué se considera colecho?
  • ¿Está bien el colecho?
  • ¿A qué edad es seguro dormir juntos?
  • ¿Es el colecho bueno para el bebé?
  • ¿Cómo empezar a dormir en colecho de forma segura?

¿Qué se considera colecho?

Entonces ¿qué es el colecho?

En pocas palabras, colecho significa dormir cerca o al lado de tu hijo.

Hay cuatro tipos diferentes de colecho:

  1. Colecho en la misma habitación

Significa hacer que el recién nacido o niño pequeño duerma en la misma habitación contigo y tu pareja, pero en una cama o cuna aparte.

  1. Colecho en la misma cama

(O cama compartida) Significa compartir la cama con el bebé mientras duermen.

  1. Cuna con sidecar

Implica adaptar de forma segura una cuna o una cama con sidecar a tu cama. Estas funcionan como una cuna o moisés normal, pero con uno de los lados se puede dejar abierto para sujetarlo a la cama.

  1. Colecho a tiempo parcial

Al volverse mayores, los niños que ya tienen sus propios dormitorios podrían quedar dormir en tu cama cuando lo desee. Por lo general, sucede cuando tienen pesadillas o se despiertan a mitad de la noche, y terminan despertándote_…_

¿Está bien el colecho?

Entonces, entremos en el meollo del asunto: ¿está bien dormir juntos?

Si y no.

Ha habido una buena cantidad de estudios sobre el colecho que han resaltado los beneficios y los efectos negativos del colecho.

Estos son los pros y los contras de dormir juntos con tu bebé o niño pequeño:

Ventajas de colecho

Cuando se hace bien, dormir con tu bebé es algo que los beneficia a ambos.

Estos son los beneficios del colecho:

  • La lactancia materna es mucho más fácil. No tendrás que levantarte e ir a la otra habitación para alimentar al bebé. El colecho puede todo mucho más fácil: simplemente te mueves hacia un lado y listo!
  • Tu bebé y tú se influirán mutuamente. A medida que duermen cerca el uno del otro (al alcance de los sentidos, como dice James J. McKenna, profesor de antropología biológica en la Universidad de Notre Dame), tú y tu bebé estarán más sincronizados entre sí. De acuerdo con uno de sus estudios de investigación sobre el colecho, la frecuencia cardíaca, las ondas cerebrales, los estados de sueño, las temperaturas, los niveles de oxígeno y la respiración pueden sintonizarse.
  • El bebé estará menos estresado. Según un pequeño estudio realizado en 2011, si bien los bebés duermen más rápido al dormir alejados de sus madres, sus niveles de estrés (gracias a la hormona del estrés, el cortisol) se mantienen altos. Por lo tanto, el bebé puede quedarse dormido más rápido si está en una habitación separada, pero podría causarle algo de estrés.
  • Dormirás más. En general, parece que tanto la madre como el bebé duermen más tiempo cuando duermen juntos. El bebé no tendrá que llorar (tanto) por comida y tú no tendrás que levantarte de la cama (o al menos ir a la habitación contigua) para alimentarlo.
  • Reduce el riesgo de depresión posparto. La privación del sueño puede aumentar la posibilidad de depresión posparto. Dado que puedes dormir mejor mediante el colecho, este podría ayudar a reducir los riesgos de depresión posparto.
  • Así es como solíamos dormir. Saltando hacia atrás hace 40.000 años, nuestros antepasados neandertales solían dormir cerca de sus bebés, alimentándolos antes de que pudieran llorar. Después de todo, tuvieron que lidiar con leones, tigres y osos prehistóricos (¡oh Dios mío!), por lo que no podían correr el riesgo de que un bebé llorara.
  • El colecho es cada vez más común. No estás solo en el tema del colecho, según un estudio de los CDC. El 61% de los padres en los EE. UU. han intentado al menos compartir la cama o dormir juntos con su bebé.
  • El riesgo de SMSL se puede reducir. El SMSL (síndrome de muerte súbita del lactante) se define como la “muerte inexplicable, generalmente durante el sueño” de algunos bebés. Según la Academia Estadounidense de Pediatría, dormir en la misma habitación que tu bebé puede reducir el riesgo de SIDS.
  • Vínculos más fuertes. El bebé puede sentirse más seguro y protegido, y tú puedes sentirte más conectada con él.

Contras de dormir juntos

Si te estás preguntando, ¿es malo el colecho?, nuestra respuesta es: a veces.

Estas son las desventajas del colecho:

  • El bebé puede tardar más en dormirse. Tenerte cerca podría ser demasiado estimulante para tu pequeño retoño, lo que podría significar que tendrá dificultades para conciliar el sueño. Sabiendo que estás cerca, podrían enfocarse más en conseguir tu atención.
  • El riesgo de SMSL puede aumentar si se comparte la cama. Si bien no queremos asustarte, vale la pena señalar que el compartir la cama o colecho se ha relacionado con un mayor riesgo de SMSL.
  • La asfixia puede ser una preocupación. Desafortunadamente, el riesgo de que los padres, las mantas o las almohadas rueden sobre el bebé puede aumentar. Una vez más, esto solo se aplica al método de colecho en la misma cama.
  • Destetar al bebé puede ser complicado. El colecho podría ser una muleta para ellos, algo que necesitan para dormir. En algún momento, el bebé necesitará aprender a dormir solo.
  • Es posible que te despiertes más a menudo. A medida que el bebé se mueve en la noche, sus instintos pueden activarse, por lo que se despierta cada vez que se mueve.
  • Pierdes tu ‘tiempo a solas’. A veces, especialmente en las primeras etapas de la maternidad, la noche es el único momento en que te recuperas. Ya sea que quieras intimar o relajarte con una película, el colecho puede hacer que sea un poco más complicado.

¿A qué edad es seguro dormir juntos?

En general, la AAP (Academia Estadounidense de Pediatría) recomienda que puedes dormir con tu bebé desde que nace hasta que tiene seis meses o un año.

Sin embargo, también desaconsejan compartir la cama, prefiriendo en cambio tener un moisés o una cuna en su habitación, cerca de su cama.

Pero, como todos sabemos, la crianza de los hijos es diferente para todos.

Pueden entrar en juego diferentes cosas, como sus propias creencias culturales y sus necesidades individuales y las de su bebé, como medicamentos, bienestar y apoyo emocional.

Haz lo que te parezca correcto para ti y tu familia.

¿A qué edad debes dejar de dejar que tu hijo duerma contigo?

En términos generales, cuanto mayor sea tu hijo compartiendo una habitación contigo, mayores serán las posibilidades de que puedan experimentar algunos desafíos al hacer la transición a su propia habitación.

Entonces, con el colecho, ¿cuánto tiempo debe dormir el bebé en la habitación de los padres?

No existe una regla estricta para saber “¿cuándo un niño es demasiado mayor para dormir con sus padres?” Todo depende de la familia.

Si tienes un niño pequeño que duerme contigo, ya sea en la misma cama, habitación o lo hace a tiempo parcial, puede ser complicado romper ese hábito: podría convertirse en una muleta para ellos.

Básicamente, cuando se trata de un límite de edad para dormir juntos, un año parece ser el mejor momento para hacer la transición hacia dormir separado, pero es tu elección, mamá.

¿Es el colecho bueno para el bebé?

En términos generales, el método de colecho puede ser considerablemente beneficioso para tu pequeño retoño.

Si deseas dormir con tu bebé acostado en su propio moisés, o en una cuna colecho que se engancha a tu cama, pero te preguntas si es natural, despreocúpate, mamá.

Imagina que es una especie de cuarto trimestre: el bebé acaba de llegar al mundo, ha pasado los últimos 9 meses constantemente contigo, por lo que cualquier otra cosa será extraña (y posiblemente estresante) para él.

El profesor McKenna, experto en colecho, ha estudiado los efectos del colecho tanto en la mamá como en el bebé de manera exhaustiva.

Sus estudios de investigación sobre el colecho encontraron que, si bien la mamá y el bebé tienen un sueño más ligero y se despiertan con más frecuencia mientras duermen en la misma habitación, tienden a dormir mejor.

Eso suena contradictorio, pero si tu pequeño retoño necesita alimentarse cada 2 o 3 horas, se despertará en esos momentos de todos modos, por lo que podría obligarte a ir a otra habitación sólo para para alimentarlo.

Dormir juntos significará que el bebé no tendrá que llorar por su comida; si están en la misma habitación, podrás escucharlo más fácilmente si se despierta, en lugar de dejar que despierte por completo (y despierte a todos los demás).

Pero en cuanto a los efectos a largo plazo, y el bienestar social y emocional de tu bebé, ya sea que duerman juntos o solos, parece que no hay mucha diferencia.

Los niños que compartieron cama o durmieron en la misma habitación que sus padres y los que durmieron en su propia habitación básicamente resultan iguales.

Hay tantos factores que contribuyen al bienestar de tu hijo, así que haz lo que te parezca correcto para tí y tu retoño.

¿Cómo empezar a dormir en colecho de forma segura?

Debido a que existen enfoques diferentes con respecto al colecho, exploraremos cómo adoptar una rutina segura de colecho.

Cómo iniciar el colecho en la misma habitación

Básicamente, el colecho de habitación compartida es el mismo proceso que si el bebé tuviera su propia habitación, en su propia cuna (o moisés), antes de que se canse demasiado o se sobre estimule, idealmente en la oscuridad.

La parte más difícil es adaptarte a esa rutina de sueño.

Naturalmente, el bebé dormirá mucho más que tu (aunque en períodos de tiempo mucho más cortos).

Pero hará que la alimentación nocturna sea un poco más fácil: no tendrás que caminar a otra habitación y romper por completo tu propio ciclo de sueño.

Entonces, para comenzar a compartir la habitación con colecho, simplemente necesitas mover la cuna del bebé a tu habitación.

Luego pones al bebé a dormir como lo harías normalmente, generalmente boca arriba, envuelto como un adorable burrito en un pañal, entre unos 68 y 72 ℉ (la temperatura óptima para dormir para los bebés).

Puedes comenzar a compartir la habitación desde el nacimiento, ¡pero prepárate para que tu pequeño retoño duerma mucho durante los primeros meses!

Cómo empezar el colecho en la misma cama

Compartir la cama requiere un poco más de preparación, ya que puede ser el método de colecho con mayor nivel de riesgo.

Querrás asegurarte de que la ropa de cama sea razonablemente firme y que las sábanas estén bien ajustadas al colchón.

Verifica que no haya almohadas, cobijas o peluches sueltos alrededor de la cabeza del bebé, ni ningún espacio entre la cama y la pared, para que el bebé no ruede y se quede atrapado entre ellos.

En términos generales, dormir con los bebés en la cama no se recomienda si:

  • Eres fumadora
  • Estás bebiendo alcohol
  • Has tomado alguna sustancia que pueda afectar tu concentración o percepción
  • Tu bebé es prematuro o tiene bajo peso al nacer
  • Te sientes muy cansada
  • Te sientes enferma
  • Duermes en una cama de agua

Hay algunas otras cosas clave que debes tener en cuenta antes de compartir la cama:

  • Es mejor que el bebé no comparta la cama con niños mayores
  • Envolver al bebé mientras comparten la cama puede provocar un sobrecalentamiento
  • Si tienes el cabello muy largo, átalo para mantenerlo alejado del bebé
  • Las camas para adultos no están hechas para bebés, por lo que tendrás que modificar la forma de dormir para que se adapte mejor al bebé
  • Considera comprar barandas para camas u otro protector para bebés: una pequeña barrera entre tú y el bebé.
  • No acuestes al bebé en una cama con un adulto que no sepa que está allí; si el adulto ya está dormido o está demasiado cansado para recordar que lo acompaña un bebé, es mejor no compartir la cama.

Dormir con bebés en la cama es el método de colecho más controversial y menos recomendado por la Academia Estadounidense de Pediatría.

Entonces, antes de intentar compartir la cama, ¿por qué no probar el método de compartir la habitación?

Cómo empezar el colecho con sidecar

Cuna colecho o con “sidecar” puede ser el término medio entre compartir la cama y compartir la habitación.

Hay muchas opciones de cunas colecho que se enganchan a la cama, una al lado de la otra. Son camas para recién nacidos que se unen a la cama de los padres.

Si estás buscando cunas de bebé para el costado de la cama o quieres intentar construir una cuna para dormir juntos, estas son las cosas que debes considerar:

  • Verifica la altura de la cama, sobre todo si es particularmente alta o baja en comparación con las camas ‘estándar’. Puede ser complicado encontrar una cuna colecho de altura adecuada, ¡incluso las ajustables!
  • ¿Quieres un lado plegable? Conseguir una barandilla para la cuna de tu bebé puede hacer que las cosas sean un poco más seguras para el bebé.
  • ¿Es fácil de armar y desarmar? Si viajas con un bebé, o si necesitas desarmar su cuna colecho para limpiarla (los pañales que gotean y las regurgitaciones pueden penetrar en todos los rincones y grietas), un colecho que es fácil de desmontar puede hacer toda la diferencia.
  • Una buena cama con sidecar tendrá un colchón firme: los bebés duermen mejor en un colchón firme (no blando), y generalmente se consideran más seguros para ellos.
  • ¿Preferirías una cuna independiente con un lado plegable que puedas colocar junto a la cama o una cuna colecho que se enganche a tu cama?

El colecho con sidecar es una gran opción para los recién nacidos, y la transición del colecho a la cuna puede ser más fácil, especialmente si tienes una cuna colecho independiente. ¡Simplemente aleja la cuna de la cama cada noche!

Dormir juntos usando una cuna colecho es lo mismo que compartir la habitación: aparte de comprar (o hacer) la cuna del bebé, ¡no hay mucho más trabajo preparatorio por hacer!

¡Además, puedes amamantar a medianoche (y más allá) mucho más rápido y fácil!


Esa fue nuestra guía completa para un colecho seguro para ti y tu pequeño retoño.

Al final, depende totalmente de ti si piensas que dormir juntos con el bebé te beneficia a ti y a tu familia.

Duerme bien, mamá.

Popular en el blog
Es tendencia en la comunidad