Aplicación de Peanut

Contracciones de Braxton Hicks durante el embarazo

Tassia AgatowskiTassia Agatowskiel mes pasado5 min de lectura
Última actualización: 24 ene 2023

Las contracciones de Braxton Hicks ¡son muy comunes! Todas las mujeres suelen experimentarlas a partir del segundo trimestre de embarazo.

Contracciones de Braxton Hicks durante el embarazo

Durante el segundo y tercer trimestre del embarazo, puedes experimentar las contracciones de Braxton Hicks, episodios en los que tu vientre se tensa y se endurece cuando lo tocas y, luego de un rato, se relaja.

Son conocidas como contracciones “falsas” o “de práctica” y pueden comenzar a partir de la semana 20 de embarazo cuando los músculos del útero se contraen ¡No te preocupes, son súper normales!











¡Tu cuerpo se está preparando para el momento del parto!

¿Quieres saber más sobre las contracciones de Braxton Hicks y cómo diferenciarlas de las contracciones reales? ¡Veamos!

En este articulo: 📝

  • ¿Qué causa las contracciones de Braxton Hicks?
  • ¿Cómo diferenciar las contracciones de Braxton Hicks y las contracciones del parto?
  • ¿Cómo aliviar las contracciones de Braxton Hicks?
  • ¿Cuándo debo acudir al médico?

¿Qué causa las contracciones de Braxton Hicks?

Este tipo de contracciones se producen de forma natural y se dan a causa de todos los cambios que viene experimentando tu cuerpo en los últimos meses del embarazo.

También pueden ocasionarse cuando:

  • Haces mucha actividad.
  • Tu bebé es muy activo y genera más movimiento en el útero.
  • Tocas demasiado tu barriga.
  • Estás deshidratada.
  • Mantienes relaciones sexuales.

¡Tranquila! No implican ningún peligro para tu embarazo y no afectan a tu bebé.

Las podrás notar en la parte baja de tu vientre y en la zona lumbar.

Con cada contracción vas a sentir cómo los músculos de tu barriga se tensan y se endurecen habitualmente entre 30 y 60 segundos, aunque pueden llegar a durar hasta 2 minutos.

Puede suceder que no siempre las notes, porque su intensidad y su duración varía en cada mujer, y cuanto más cerca estés de la fecha de parto, más aumentará su frecuencia.

¡No hay nada de qué preocuparse, son totalmente normales!

¿Cómo diferenciar las contracciones de Braxton Hicks y las contracciones del parto?

Todas las mujeres tienen contracciones.

A diferencia de las de parto, las de Braxton Hicks no dilatan el cuello del útero y puedes distinguirlas porque:

  • No son dolorosas. Si hay una molestia, suele ser leve y en el bajo vientre. En algunos casos suelen sentirse como cólicos menstruales.
  • Son irregulares, duran menos de 1 minuto y se dan a intervalos diferentes. Para estar segura, puedes tomar el tiempo con un cronómetro.
  • Son aleatorias y poco frecuentes, puedes tener 2 o 3 contracciones en 1 hora y luego ninguna durante el resto del día.
  • Se van cuando estás en reposo, cambias de posición o sales a dar un paseo.

¡Recuerda!

Pueden volverse más intensas cuando estés más activa, cansada o permanezcas sentada durante mucho tiempo.

Cuando comiences a sentir las verdaderas contracciones del parto ¡seguro lo sabrás!

Las contracciones de parto suelen comenzar con una frecuencia de entre 15 o 20 minutos y va disminuyendo el tiempo hasta pasar menos de 5 minutos entre contracción y contracción.

Se vuelven cada vez más dolorosas, se sienten a intervalos regulares de tiempo y son cada vez más frecuentes.

Por lo tanto, si persisten sin importar si cambias de posición o descansas y van acompañadas por otros síntomas de parto, las puedes considerar reales.

¡Ten en cuenta estos síntomas y llama a tu doctor si tienes dudas!

¿Cómo aliviar las contracciones de Braxton Hicks?

No siempre pueden evitarse y suelen aparecer de igual manera, pero con estos consejos vas a poder al menos aliviar sus síntomas:

  • Cambia de posición o acuéstate si has estado mucho tiempo de pie o ve a dar un paseo si estás recostada hace mucho. Estar en movimiento suele ayudar a relajar los músculos y aliviar las molestias o el dolor que pueden ocasionar las contracciones.
  • Toma un baño largo y caliente para relajar los músculos.
  • Bebe un par de vasos de agua para evitar estar deshidratada.
  • Prueba con ejercicios de relajación y respiración para estar más tranquila y poder controlar las molestias con técnicas de respiración.
  • Si sientes molestias, especialmente en la espalda, un masaje es una gran opción. Puedes hacerlo con una pelota texturada en la zona lumbar y el sacro ¡Te sentirás mucho mejor!
  • El calor también es una buena opción para calmar los dolores lumbares. Puedes calentar en el microondas una almohada de semillas y aplicarla.

¿Cuándo debo acudir al médico?

¡Quédate tranquila!

Nadie sabe con certeza cuándo o qué puede desencadenar el trabajo de parto, la experiencia de cada mujer es diferente.

Si ya has llegado a término, las contracciones de Braxton Hicks se volverán más frecuentes e intensas.

Ten en cuenta estos síntomas:

  • Contracciones persistentes y dolorosas.
  • Mayor frecuencia y regularidad.
  • Presencia de secreción vaginal mucosa o sanguinolenta.
  • Expulsión del tapón mucoso.
  • Fiebre.
  • Dolor y presión en la pelvis.

Todas las futuras mamás experimentan este tipo de contracciones en algún momento de su embarazo.

Si tus síntomas persisten y no se calman en poco tiempo, acude a tu médico para que pueda revisarte.

¡No te olvides!

Si quieres saber más, únete a la comunidad de mamás Peanut y comparte tu experiencia.

Popular en el blog
Es tendencia en la comunidad