Estoy Embarazada Pero La Prueba Sale Negativa ¿Qué Está Pasando?

Team Peanut
Team Peanutel mes pasado5 min de lectura

En los libros de bebés, dicen que las mujeres experimentan síntomas de embarazo a partir de la sexta semana. Así que esperamos tener dos semanas de sentirnos bastante normales después de la falta de un período, luego aparecen las náuseas del embarazo, los antojos y el dolor de senos. En realidad, no es tan simple.

Estoy Embarazada Pero La Prueba Sale Negativa

Muchas mujeres “saben” que están embarazadas antes de tener un resultado positivo en la prueba. Experimentan síntomas tempranos, o simplemente tienen un sentimiento. Es frustrante, pero es muy común tener una prueba de embarazo negativa y estar embarazada. Esto es lo que está pasando.

En este articulo 📝

  • ¿Puedo estar embarazada y aun así dar negativo?
  • Prueba de embarazo negativa y pérdida del embarazo
  • ¿Puedes tener 5 semanas de embarazo y tener una prueba de embarazo negativa?
  • ¿Puedes tener 6 semanas de embarazo y aún así tener una prueba negativa?
  • ¿Puedes estar embarazada de 2 meses y aún así tener una prueba negativa?

¿Puedo estar embarazada y aun así dar negativo?

Los HPT modernos son confiables, pero, si bien los falsos positivos son extremadamente raros, las pruebas de embarazo falsas negativas ocurren todo el tiempo, especialmente en las primeras semanas, e incluso si ya estás experimentando los primeros síntomas. Si tienes una prueba de embarazo negativa pero te sientes embarazada, hay muchas explicaciones.

La mayoría de los falsos negativos ocurren porque las mujeres se hacen la prueba demasiado pronto. Los HPT detectan hCG, una hormona que tu cuerpo produce después de que un óvulo fertilizado se implanta en la pared uterina y la placenta comienza a formarse. Los niveles de la hormona HCG aumentan exponencialmente durante el embarazo temprano (el nivel en la orina debe duplicarse cada 2 o 3 días),pero eso significa que los niveles al principio a menudo son demasiado bajos para que la prueba los detecte.

También es posible que tengas una prueba de embarazo negativa pero aún estés embarazada porque tu ciclo fue irregular y no ovulaste cuando pensaste que lo hiciste. Tan solo el 13 % de las mujeres tienen un ciclo regular de 28 días y la implantación, que desencadena la producción de hCG, puede ocurrir entre 6 y 12 días después de la ovulación. La enfermedad, el estrés, los viajes, la lactancia materna o dejar de usar métodos anticonceptivos pueden alterar tu ciclo.

Incluso si estás 100% seguro de tus fechas, asegúrate de:











·  Utilizar la prueba a primera hora de la mañana, porque tu primera orina del día tiene la mayor concentración de hCG.

·  Espera todo lo que puedas antes de usar la prueba. Incluso con pruebas altamente sensibles, es mejor esperar hasta que tu período realmente se retrase.

· Lee la prueba cuando te lo indiquen las instrucciones. Esa línea necesita tiempo para aparecer, pero esperar demasiado da tiempo para que se desarrolle una “línea de evaporación”, que puede parecer un resultado positivo.

·  Almacena tus pruebas de embarazo a la temperatura adecuada y úsalas antes de que caduquen.

Seguir todos estos pasos te dará la mejor oportunidad de evitar la decepción de una prueba de embarazo falsamente negativa.

Prueba de embarazo negativa y pérdida del embarazo

Lamentablemente, la pérdida temprana del embarazo y el aborto espontáneo sin síntomas son bastante comunes. Si se toman estadísticas basadas en análisis de sangre justo después de la implantación (por lo tanto, alrededor de una semana antes de que un HPT tradicional daría un resultado preciso), hasta el 30% de los embarazos terminan en un aborto espontáneo.

Sin embargo, si estás tratando de concebir y estás usando HPT cerca de la fecha prevista para tu período, un resultado negativo no significa necesariamente la pérdida del embarazo. La única indicación clara de aborto espontáneo, que aún tendría que ser confirmada por un médico, sería tener un resultado positivo seguido de una línea cada vez más tenue si vuelves a realizar la prueba en los días siguientes. Esto indicaría que los niveles de hCG en tu cuerpo estaban cayendo en lugar de aumentar.

¿Puedes tener 5 semanas de embarazo y tener una prueba de embarazo negativa?

La quinta semana de embarazo es cinco semanas después del primer día de tu último período y tres semanas después de la ovulación. En otras palabras, llegas con una semana de retraso. Aunque tus niveles hormonales aumentarán, aún es posible que sean demasiado bajos para registrarse en un HPT.

¿Puedes tener 6 semanas de embarazo y aún así tener una prueba negativa?

Hay casos frecuentes en los que una mujer ha estado embarazada de seis semanas con una prueba de embarazo negativa y ha tenido un bebé sano unas 34 semanas después. Si estás segura de tus fechas pero sigues dando negativo en casa, podría valer la pena visitar a tu ginecólogo para una análisis de sangre o una ecografía temprana. Aunque por lo general es demasiado pronto para ver un latido del corazón, una ecografía transvaginal (interna) a menudo puede encontrar el “saco vitelino” donde podría estar creciendo tu pequeño embrión.

¿Puedes estar embarazada de 2 meses y aún así tener una prueba negativa?

A los dos meses, una prueba de embarazo negativa casi siempre significa que tu período se ha retrasado por una razón diferente. Aunque los niveles de hormona hCG alcanzan un punto máximo y luego vuelven a caer, por lo general siguen subiendo hasta el final del primer trimestre.

Si es inusual que te retrases seis semanas, estás dando negativo y también diste negativo al principio de tu ciclo, probablemente sea el momento de programar una cita con tu médico, especialmente si tienes síntomas notables.

Popular en el blog
Es tendencia en la comunidad