Infección del Oído vs Dentición: Cómo Detectar la Diferencia

Team Peanut
Team Peanuthace 2 meses6 min de lectura

Así que tu pequeño está de mal humor. Está rechazando la comida, despertándose apenas 20 minutos de quedarse dormido y haciéndote saber que no está bien dejarlo solo. ¿Qué pasa?

Baby Ear Infection vs. Teething

Si tu pequeño cumple todos estos requisitos, es común suponer que le están saliendo los dientes. Pero el segundo lugar en la lista de posibles problemas suele ser una infección de oído. Entonces ¿Cómo puedo saber si mi bebé tiene una infección de oído o le están saliendo los dientes?

Pues, has venido al lugar correcto.

Estas son algunas de las formas en que podrás notar la diferencia entre una infección de oído y los síntomas de la dentición.

Infección del oído vs dentición

Todo en la cara del bebé está conectado. Si una parte duele (digamos, las encías), otra parte (digamos, los oídos) también duele. Y debido a que no pueden comunicar qué es lo que está mal, puede ser difícil para los padres llegar al fondo del problema.

Con la cuestión de la dentición frente a la infección del oído, las cosas son aún más complicadas. Puedes suponer que la irritabilidad del bebé está relacionada con algunos dientes nuevos que salen al escenario, pero no lo sabrás con certeza hasta que puedas verlos. A veces los síntomas de la dentición pueden comenzar una o dos semanas antes de que veas los dientes. Eso es mucho tiempo para esperar una confirmación.

Además de tener que cortar muchos dientes, los bebés contraen muchas infecciones de oído. La gran mayoría de los niños sufrirán una (y volverán a estar completamente bien) al llegar a los tres años. Los conductos de sus oídos son pequeños y es fácil que quede líquido atrapado detrás del tímpano. Tampoco hay mucho que puedas hacer para prevenir las infecciones de oído. Es algo por lo que necesitan pasar.

¿Pueden los bebés contraer infecciones de oído por la dentición?

Aunque el dolor de dentición y el dolor de oído están relacionados, la dentición no causa infecciones de oído.

Lo que es más probable que cause una infección de oído es el resfriado común. Y lo más probable es que el bebé se encuentre con eso más de unas pocas veces antes de que le salgan todos los dientes.

Infección de oído versus dentición: síntomas compartidos

Si bien la dentición no suele ser responsable de una infección de oído, los síntomas definitivamente se superponen. ¿Alguno de estos te suena familiar?

  • Irritabilidad, inquietud, mal humor, lloriqueo: o como sea que se le diga a un bebé que está teniendo un día realmente malo
  • Apego
  • Pérdida de apetito
  • Problemas para conciliar el sueño a su hora normal o problemas para permanecer dormido
  • Un poco más de baba y mocos de lo normal

Y luego está el clásico: tirar de las orejas.

Es posible que haya escuchado que la dentición y el tirón de orejas van de la mano. Pero la verdad es que la mayoría de los bebés tienen una fase de tirones de orejas y, a menudo, no tiene nada que ver con los dientes. ¡Hay algo pegado a un lado de su cabeza! ¡Es un poco elástico! Las orejas son tan interesantes que incluso podrían intentar meter sus dedos dentro de las tuyas de vez en cuando.

Pero también se tiran de las orejas si les están saliendo los dientes, porque ayuda a aliviar la sensación de presión debajo de las encías.

Y también se tiran de las orejas si tienen una infección de oído, porque hace que el dolor y la presión desaparezcan.

Entonces, si estás viendo alguno de estos síntomas ambiguos, ¿cómo se supone que puedas saber qué los está causando?

Síntomas clásicos de una infección de oído

Esta es la manera más fácil de notar la diferencia: en los niños pequeños, una infección de oído casi siempre va acompañada de fiebre alta.

Mucha gente dice que la dentición provoca fiebre. Y para algunos bebés, definitivamente hay un patrón. Sin embargo, la diferencia entre la fiebre de la dentición y la respuesta de fiebre por una infección es que la fiebre de la dentición suele ser moderada y de corta duración. Una fiebre de infección de oído probablemente será mucho más alta y bastante difícil de tratar.

Por lo tanto, mientras que un bebé al que le están saliendo los dientes puede tener un poco de fiebre a la hora de acostarse, un bebé con una infección de oído puede necesitar medicamentos para la fiebre durante unos días, porque su temperatura sigue subiendo nuevamente cuando la dosis pasa.

Una nota sobre la fiebre y los bebés pequeños: si tu bebé es menor de tres meses y tiene fiebre de más de 100,4°F (38°C), llévalo al médico de inmediato. Entre tres y seis meses, el número a tener en cuenta es 102,2°F (39 °C). Y, como siempre, sigue tu instinto. Tú conoces mejor a tu bebé.

Otros síntomas comunes de infección del oído.

  • Líquido que sale del oído (aunque esto no siempre sucede, especialmente al comienzo de la infección). Esto generalmente significa que el tímpano se ha reventado. Esto no es tan dramático como parece: se curará y, de hecho, aliviará bastante el dolor de su pequeño.
  • Dificultad para escuchar o responder a los sonidos a los que normalmente responden.
  • Pérdida del equilibrio (en bebés mayores y más móviles).
  • Vómitos
  • Falta de energía o interés en las cosas que normalmente le gustan.
  • Sus síntomas y molestias empeoran cuando están acostados.

Pero la única forma de saber con seguridad que tu pequeño tiene una infección de oído es llevarlo al médico. Allí podrán mirar dentro del oído del bebé con una pequeña linterna en busca de signos de enrojecimiento e infección.

¿Qué debo hacer si mi bebé tiene una infección de oído?

Lo primero es lo primero: es mejor mantener los oídos secos, y no debes tratar de limpiarlos con un hisopo, incluso si hay líquido visible.

En casa, puede tratar la fiebre con dosis apropiadas para la edad de paracetamol o ibuprofeno para niños. Déjalos reposar y asegúrate de que estén bien hidratados.











Pero si tu pequeño no se ha sentido bien durante más de dos días y no mejora por sí solo, siempre es mejor consultar al médico acerca de una infección de oído. Hay una alta probabilidad de que le receten antibióticos. Y podrán darle más consejos sobre la mejor manera de controlar el dolor y la fiebre de tu pequeño.

Dentro de una semana más o menos, deberían volver a su estado normal.

Y para obtener consejos sobre cómo ayudar a un bebé en proceso de dentición, consulta estas publicaciones:

¿Cuánto dura la dentición?

12 remedios fáciles para la dentición del bebé

Cómo calmar a un bebé en la dentición por la noche

Popular en el blog
Es tendencia en la comunidad