¿Qué es la Mastitis? Tratamientos y Síntomas

Team Peanut
Team Peanuthace 8 meses16 min de lectura

La mastitis no es divertida. Si estás buscando síntomas de la mastitis, tratamientos para la mastitis y la diferencia entre mastitis y conducto de leche obstruido, continúa leyendo.

¿Qué es la Mastitis?

Si tus senos están hinchados, doloridos y colorados, la mastitis podría ser la culpable.











Y sí, la mastitis puede doler seriamente y ser una de las principales causas de incomodidad.

Urgh.

Como si amamantar no fuera lo suficientemente difícil.

Por supuesto, todo esto puede venir acompañado de un buen grado de estrés y alarma.

Pero trata de no preocuparte, mamá.

(Sabemos que no es bueno para decirle a alguien que está preocupada, pero ten un poco de paciencia).

La mastitis es tratable y, si estás amamantando o sacando leche, no debería interferir.

Echemos un vistazo a las causas de la mastitis, cuáles son los síntomas y cómo aliviar el dolor.

¿Qué es la mastitis?

Primero, la mastitis puede ocurrirle a cualquier persona de cualquier género.

Aunque es más común en aquellas que están amamantando (Mastitis durante la lactancia, como se llama en este caso), las mujeres que no amamantan e incluso los hombres también pueden tener mastitis.

Entonces, ¿por qué sucede?

Resulta que no todos los casos de mastitis son iguales. Aquí está el tema:

Mastitis durante la lactancia sin infección

La mastitis durante la lactancia generalmente tiene que ver con el flujo de leche, así que sí, es más común cuando estás amamantando o extrayéndote leche.

Esencialmente, es el resultado de la acumulación de leche en el tejido mamario (también conocido como estancamiento de leche).

Esto podría deberse a que algo está bloqueando el flujo de la leche, lo que a menudo se conoce como conductos obstruidos.

Mastitis durante la lactancia con infección

En algunos casos, las bacterias pueden llegar a la escena y causar una infección por mastitis.

Las bacterias encima de nosotros son generalmente inofensivas.

Las bacterias en nosotros pueden ser un motivo de preocupación.

En algunos casos, la mastitis con infección puede ocurrir si hay una pequeña herida en la piel cerca del pezón que permite la entrada de bacterias.

En otros, puede suceder porque los conductos de leche obstruidos crean un ambiente bastante estelar para que prosperen las bacterias.

De cualquier manera, superarás esto, y un día anotarás como uno de los desafíos de la maternidad temprana.

Mastitis periductal

La mastitis periductal es cuando los conductos debajo del pezón se inflaman y se espesan; este tipo de mastitis es más común en personas menopáusicas y posmenopáusicas.

Mastitis granulomatosa idiopática

La mastitis granulomatosa idiopática es un poco más rara y puede ocurrir más de una vez.

En general, la mastitis granulomatosa idiopática puede ocurrir en personas perimenopáusicas que han amamantado antes.

Mastitis vs conducto obstruido

Entonces, ¿cuál es la diferencia entre un conducto de leche obstruido y una mastitis?

Bueno, un conducto obstruido es solo eso: un bloqueo en el flujo de leche materna en tu seno, que puede estar en el pezón o más profundo dentro de tu seno.

La mastitis es una infección del seno y puede ser causada por un conducto de leche obstruido, pero no exclusivamente.

Puede que te sientas enferma con mastitis, pero es probable que no te sientas enferma con un conducto de leche obstruido.

La mastitis también tiende a verse más inflamada y más roja que un conducto obstruido.

¿Se puede contraer mastitis durante el embarazo?

Como mencionamos antes, cualquier persona puede contraer mastitis, de cualquier género, independientemente de si está amamantando o no.

Por lo que sí, se sabe que la mastitis ocurre durante el embarazo.

Si tienes mastitis durante el embarazo, podría deberse a un bloqueo mientras tu leche materna está saliendo o simplemente a una infección en tu seno.

¿Cuál es la principal causa de la mastitis?

Básicamente, la mastitis ocurre cuando el tejido mamario se inflama.

A veces va acompañada de infección, otras veces no, y a veces puede pasar cuando estás lactando, otras veces no.

¿Qué causa la mastitis (sin estar amamantando)?

Tener mastitis mientras no estás amamantando se conoce como mastitis no relacionada con la lactancia.

En cuanto a las causas de la mastitis no relacionada con la lactancia, generalmente se debe a algún daño en el pezón (como un corte, un piercing o grietas causadas por la sequedad).

¿La mastitis es grave?

No queremos preocuparte, pero sí, la mastitis puede ser grave.

Es muy poco común, pero ha habido algunos casos graves de mastitis que causaron hospitalización o incluso la muerte.

Vale la pena recordar que la mastitis es una infección, y las infecciones pueden propagarse si no se tratan adecuadamente o se exacerban.

Si notas que tus senos con mastitis se sienten calientes o doloridos al tacto, o si tienes fiebre, escalofríos o náuseas, visita a tu médico de inmediato.

¿Cuánto tiempo se tarda en tener mastitis?

Bueno, es difícil poner un marco de tiempo específico sobre cuánto se tarda en tener mastitis, ya que hay diferentes causas.

Pero si estás amamantando, la mayoría de las personas tienden a tener mastitis dentro de las primeras 2 a 12 semanas de lactancia.

Pero dicho esto, puede ocurrir en cualquier momento de la lactancia (o incluso si no estás amamantando).

¿Cómo sé si tengo mastitis?

La lactancia materna puede hacer que te sientas bastante sensible, especialmente cuando estás comenzando.

Entonces, ¿cómo sabes si estás experimentando síntomas de la mastitis o simplemente dolores de crecimiento de lactancia comunes y corrientes?

¿Cómo es el comienzo de la mastitis?

Si bien los primeros síntomas de la mastitis pueden variar de una persona a otra, esto es lo que puedes esperar:

  • Enrojecimiento e hinchazón en tu seno.
  • Síntomas parecidos a los de la gripe (dolores y molestias, fiebre, sensación de agotamiento).
  • Un bulto duro en el seno que puede ser sensible al tacto.
  • Tu busto se siente tibio.
  • Puedes sentir pinchazos al amamantar.
  • Sentirte rara.

¿Cómo deberías dormir teniendo mastitis?

El descanso es fundamental si tienes mastitis, después de todo, tu cuerpo está luchando contra una infección, ¡así que necesitas toda la energía que puedas obtener!

No existe una única manera “correcta” de dormir cuando se tiene mastitis: descansa de una manera que te resulte cómoda.

Pero algunas de nuestras mamás en Peanut dicen que dormir boca arriba con algunas almohadas sosteniéndolas es más cómodo, ya que elimina la presión del seno afectado.

¿Deberías usar sostén si tienes mastitis?

Depende totalmente de ti si usas un sostén con mastitis o no.

Algunas mamás de Peanut confían en un sostén de apoyo, no demasiado apretado para ayudar a aliviar los síntomas de la mastitis, pero otras evitan los sostenes por completo si tienen mastitis.

El consenso general es que los sujetadores con aros o push-up pueden ser más incómodos con la mastitis, así que trata de evitarlos dentro de lo posible.

¿Puede la mastitis causar congestión?

A veces, sí, la mastitis puede hacer que tus senos se vean más grandes o se sientan más firmes; es asqueroso, pero básicamente, la infección por mastitis hace que se acumule pus en tu seno, lo que puede hacer que se hinche.

¿La mastitis puede enfermar al bebé?

No, la leche materna con mastitis no enfermará a tu bebé.

Si bien la leche materna con mastitis puede tener un sabor un poco diferente para el bebé, no le causará ningún daño.

¿Puede la mastitis secar el suministro de leche?

Puede que notes que la mastitis hace que tu cantidad de leche materna disminuya un poco debido a la infección.

Pero no es probable que se seque por completo y debería volver a la normalidad una vez que la infección desaparezca.

¿Deberías amamantar teniendo mastitis?

Sí, debes continuar alimentando al bebé incluso si tienes mastitis, ya sea que estés extrayendo o amamantando.

Amamantar con mastitis puede aliviar algunos de tus síntomas y la leche no afectará a tu bebé.

¿Te duele la cabeza si tienes mastitis?

A veces, sí, la infección por mastitis puede causar algunos síntomas similares a los de la gripe, incluidos los dolores de cabeza.

Sin embargo, si comienzas a sentir fiebre o si tus síntomas de la mastitis continúan durante más de 24 horas, es mejor que consultes a tu médico lo antes posible.

¿Puedo tener mastitis sin fiebre?

Sí, algunas personas con mastitis no tienen fiebre en absoluto, solo el dolor de la infección en el seno.

¿Cuál es el mejor tratamiento para la mastitis?

¡Ahora veamos cuales son los tratamientos para la mastitis!

Si bien puede ser mejor visitar a un médico para combatir la infección de mastitis, existen algunos remedios caseros para la mastitis que pueden ayudar a aliviar el dolor.

¿La mastitis desaparecerá por sí sola?

Si crees que tienes mastitis, vale la pena consultar primero con tu proveedor de atención médica.

Tu médico observará si tienes una infección y determinará cómo tratarla a partir de ahí.

Es posible que te ofrezcan antibióticos, como dicloxacilina, para la mastitis, si hay una infección bacteriana.

Si las cosas son realmente dolorosas y estas muy hinchada, tu médico puede ayudarte con antiinflamatorios o analgésicos.

(Solo consulta con el médico sobre las dosis y qué es exactamente seguro para tú y tu bebé).

Y luego, es probable que te guíen a través de lo que puedes hacer en casa para sentirte mejor y navegar por los próximos pasos de tu viaje de lactancia.

¿Cuánto suele durar la mastitis?

Puaj. ¿Cuánto dura la mastitis?

Bueno, puede variar de persona a persona: algunas mamás de Peanut dicen que sus síntomas de la mastitis desaparecieron en cuestión de días, ¡pero otras han tenido que vivir con la mastitis durante tres semanas!

Lo mejor que puedes hacer si crees que tienes mastitis es hablar con tu médico acerca de los próximos pasos más óptimos.

¿Cuánto dura el dolor de pecho después de la mastitis?

Depende: si tienes dolor en el seno causado por la mastitis, el dolor podría desaparecer en 4 a 7 días, o podría persistir durante algunas semanas.

¿Se puede tratar la mastitis sin antibióticos?

Si eliges seguir el camino de tomar antibióticos (como la dicloxacilina) para la mastitis, eso puede ayudar a que la infección desaparezca en aproximadamente una semana.

Pero si no estás interesada en tomar medicamentos o si deseas probar un tratamiento para la mastitis en el hogar, hay algunas cosas que podrían ayudar.

¿Cómo puedo tratar la mastitis en casa?

Cuando se trata de cómo tratar la mastitis en el hogar, no tienes que dejar de amamantar o extraer leche.

De hecho, sacar esa leche es uno de los tratamientos caseros para la mastitis más efectivos.

Sabemos que esto puede sonar un poco extraño, pero es una buena idea ofrecerle primero el seno adolorido a tu bebé.

¿Por qué? Es la mejor forma de destapar esos conductos.

Si amamantar se siente demasiado doloroso, habla con tu médico acerca de las opciones.

Es posible que tengas que continuar un poco más.

El destete demasiado rápido puede provocar un absceso mamario.

Luego, y presta extremada atención: cuídate.

Aumenta la ingesta de líquidos. Descansa cuando lo necesites. Cancela planes, y mantén una higiene adecuada para la mastitis: mantén esos senos limpios después de cada toma.

La mastitis puede ser algo complicado.

Tienes permitido colapsar un poco, mamá.

Sabemos lo fuerte que eres.

¿Cómo se masajea la mastitis?

Un pequeño masaje puede ayudar mucho cuando tienes mastitis.

Un excelente masaje de senos para la mastitis es primero remojar el seno afectado en agua tibia (o aplicar una compresa tibia), luego aplicar una presión suave en cualquiera de las áreas más sólidas durante la alimentación o el bombeo.

Vale la pena señalar que el masaje de senos para la mastitis en realidad no curará la infección de la mastitis, pero puede aliviar cualquier obstrucción del conducto de leche.

¿Es mejor el hielo o el calor para la mastitis?

¡En realidad, ambos!

Puedes experimentar aplicando una compresa caliente para la mastitis antes de amamantar y una compresa fría después.

Esto no solo puede ser realmente relajante, sino que también puede estimular el flujo de leche.

¿Beber agua ayuda a la mastitis?

¡Sí! Mantente hidratada si tienes mastitis, ya que eso puede ayudar a mantener el flujo de leche, lo que puede ayudar a eliminar cualquier obstrucción y aliviar los síntomas de la mastitis.

¿La sal de Epsom ayuda a la mastitis?

A veces, sí, un baño tibio de sal de Epsom puede ayudar con los síntomas de la mastitis.

También puedes intentar bombear manualmente mientras tu seno está empapado en sales de Epsom para tratar de desatascar cualquier obstrucción.

Hojas de repollo para la mastitis

Suena raro, ¡pero el repollo para la mastitis podría ayudar!

Algunas mamás de Peanut dicen que ayuda a reducir la hinchazón causada por la mastitis.

Simplemente toma un repollo fresco, lávalo bien, sécalo y arranca una hoja para cubrir tu seno.

Luego siéntate con la hoja de repollo sobre tu pecho durante 10-20 minutos y repite el proceso según sea necesario.

Pero las hojas de repollo para la mastitis en realidad no tratan la infección, solo pueden ayudar con algunos síntomas de la mastitis.

Para el tratamiento de la mastitis, lo mejor es hablar con tu médico.

¿El bombeo ayuda a la mastitis?

Sí, continuar amamantando o sacando leche puede ayudar con los síntomas de la mastitis y ayudar a eliminar cualquier obstrucción en los conductos lácteos.

¿Es mejor bombear o amamantar para la mastitis?

Lo que sea mejor para ti: se recomienda extraer leche o amamantar mientras tienes mastitis, pero lo que elijas depende de lo que prefieras.

¿Qué sucede si la mastitis no se trata?

Si la mastitis no se trata, existe la posibilidad de que se produzca un absceso mamario.

Un absceso es una bola de pus (delicioso, lo sabemos) que se acumula en el tejido mamario.

Esto realmente puede doler.

Pero lo que es más importante, si no se trata, puede hacer que la infección por la mastitis se propague a otras partes de tu cuerpo, con algunas consecuencias aterradoras, como sepsis en la sangre.

Está bien, está bien, todo eso es muy estresante.

La conclusión es que no debes ignorar la mastitis.

Obtén la ayuda que necesitas, es totalmente tratable.

¿La mastitis puede convertirse en sepsis?

Sí, si no se trata, ha habido raras ocasiones en que la mastitis causa un absceso que puede provocar sepsis.

Para evitar esto, lo mejor es hablar con tu médico si crees que tiene mastitis.

¿Cuándo debería ir al hospital si tengo mastitis?

Si crees que tienes mastitis, ¿cuándo ir al hospital?

Bueno, en primera instancia, simplemente llama a tu médico o haz una cita si crees que tienes mastitis o algún síntoma temprano de mastitis.

Pero si crees que puedes tener un absceso debido a la mastitis o si tienes síntomas febriles o similares a los de la gripe por la mastitis, es una buena idea consultar a tu médico con mayor urgencia.

¿Debería ir a la sala de emergencias si creo que tengo mastitis?

Si tienes síntomas graves de mastitis, como fiebre alta constante, vómitos, impidiéndote tomar antibióticos o si te sale pus de los senos, dirígete al hospital de inmediato, por si acaso.

¿Cómo puedo evitar tener mastitis?

Si estás buscando una guía sobre cómo prevenir la mastitis, lamentamos decir que no existe una forma segura de prevenir la mastitis, es solo una de esas cosas que pueden suceder.

Pero hay ciertas cosas que puede hacer para disminuir las posibilidades de que contraigas mastitis en el futuro:

  • Saca la leche. ¿El resultado final aquí? Alimentación frecuente. Ya sea que estés bombeando, amamantando o extrayéndote a mano, hacer que la leche fluya con la mayor frecuencia posible ayudará a prevenir las obstrucciones.
  • Perfecciona ese enganche. Dominar tu técnica de enganche puede ayudarte a prevenir grietas y llagas, que pueden provocar mastitis. Esto puede ser todo un proceso que requiere mucha prueba y error. Prueba algunas posiciones diferentes para ver qué funciona mejor para ti. Si tienes dificultades, comunícate con tu proveedor de atención médica para obtener ayuda.
  • Masajea, masajea, masajea. ¡Qué buena receta es esta! Masajear tus senos antes y después de amamantar puede estimular el flujo de leche y prevenir la acumulación.
  • Desteta de a poco. Si dejas de amamantar demasiado rápido, tus senos pueden estar demasiado llenos (congestionados) y puede resultar en mastitis.
  • Lávate las manos antes de amamantar. Mantener las cosas limpias puede ayudar a evitar infecciones.
  • Limpia tus pezones después de amamantar. Sumergirlos en agua tibia o limpiarlos con un paño limpio y húmedo es una buena idea.

Cómo secar el suministro de leche sin contraer mastitis

Entonces, si deseas saber cómo dejar de bombear sin tener mastitis, aquí hay algunos consejos, aunque, como dijimos anteriormente, no hay nada que puedas hacer para prevenir la mastitis, solo puedes reducir las posibilidades:

  • Date tiempo. Puede llevar un tiempo agotar tu suministro de leche, y tratar de detenerte antes de que tu cuerpo “quiera” puede resultar en mastitis.
  • Intenta quitar una alimentación a la vez. En el horario de alimentación del bebé, elimina una sesión de alimentación a la vez: intenta quitarla durante una semana o dos, luego elimina otra.
  • No lo hagas de golpe. Esto puede ser incómodo tanto para ti como para el bebé. Al comenzar un nuevo horario, sea el que sea, la gradualidad es la clave.

Sobre todo, trata de relajarte, mamá. Con el tratamiento adecuado para la mastitis, ¡te sentirás mejor de nuevo en muy poco tiempo!

Además, recuerda que tu comunidad de Peanut está ahí para ti.

El viaje de amamantar puede aislarte bastante. Normalicemos la conversación.

🍼 Más del 411:

¿Cuál es la mejor dieta para la lactancia?

Cafeína y lactancia materna: cosas que debes saber

Tus senos después de amamantar: ¿Qué es normal?

10 alimentos para aumentar el suministro de leche

¿Cuándo comienza a producir leche una mujer embarazada?

Candidiasis debajo del seno: signos, causas y tratamiento

Consejos para amamantar teniendo senos grandes

Menopausia y dolor de senos: cosas que debes saber

Popular en el blog
Es tendencia en la comunidad