La Menopausia y la Ansiedad: ¿Están Relacionadas?

Team Peanut
Team Peanuthace 11 meses6 min de lectura

La menopausia y la ansiedad: ¿están relacionadas?

Menopausia y ansiedad

El vínculo entre la menopausia y la ansiedad es real, con hasta el 51% de las mujeres entre las edades de 40 y 55 años que reportan síntomas de ansiedad.

Están sucediendo muchas cosas en este momento: estrés de la vida, cambios hormonales y los desafíos de hacer frente a esta importante transición.











Todo esto puede conducir a sentimientos de ansiedad.

Antes de continuar, si tienes problemas con los síntomas de ansiedad (inquietud, agotamiento, irritabilidad, dificultad para concentrarte), no tienes que pasar por esto sola.

Hay [recursos disponibles]https://www.vozprosaludmental.org.mx/) que pueden ayudarte.

Si te sientes cómoda, comunícate con alguien en quien confíes.

Una simple conexión puede recorrer un largo camino. Tu comunidad de Peanut también está ahí para ayudarte.

Los tiempos difíciles se navegan mejor acompañada.

Preguntas frecuentes sobre la ansiedad y la menopausia

La menopausia se marca como el punto doce meses después de que se detiene el período.

La edad promedio de las mujeres para llegar a la menopausia es entre 48 y 51 años.

En la preparación para este momento, también conocido como perimenopausia, es común experimentar una variedad de síntomas a medida que nuestros cuerpos se adaptan a este período posterior al período.

Algunos de los síntomas más infames son los sofocos, la sequedad vaginal y los problemas digestivos.

Pero, ¿la perimenopausia causa ansiedad? Para responder a esto, es importante explorar las diferentes formas en que podemos experimentar la ansiedad.

¿Cómo se siente la ansiedad de la menopausia?

La ansiedad difiere ligeramente del miedo porque suele ser una respuesta a una amenaza que aún no ha llegado.

Es la anticipación de un evento aterrador en lugar de una respuesta al evento en sí.

Todos nos hemos sentido ansiosos en algún momento de nuestras vidas.

Los grandes cambios, las decisiones importantes y las preocupaciones sobre nuestro bienestar y el de los demás pueden contribuir a estos sentimientos.

Esto no es necesariamente algo malo. La ansiedad es una respuesta natural del cuerpo a una situación potencialmente estresante.

Gracias a Dios que la tenemos, ya que históricamente nos ha permitido alertarnos del peligro y, en la medida de lo posible, alejarnos de situaciones amenazantes.

Pero a veces, la ansiedad puede volverse abrumadora e interponerse en la vida cotidiana.

Cuando se pone así, los síntomas físicos, incluidos dolores de cabeza, náuseas y trastornos del sueño, también pueden acompañarlo.

Si experimentas sentimientos de ansiedad excesiva y pensamientos intrusivos que no parecen desaparecer, es posible que estés luchando contra un trastorno de ansiedad que requiere tratamiento.

¿Puede la menopausia causar ansiedad?

La menopausia y la ansiedad están vinculadas de algunas maneras complejas.

Si bien todavía está en debate si la menopausia puede causar ansiedad, hay muchas razones por las que podrías experimentar ansiedad durante este tiempo:

  • Cambios hormonales: el estrógeno puede tener un efecto calmante en las mujeres, y cuando el estrógeno disminuye durante la menopausia, la ausencia de este efecto calmante puede provocar ansiedad.
  • Desafíos de fertilidad. La menopausia significa que quedar embarazada ya no es una posibilidad. Si quedar embarazada es algo que aún deseas hacer en tu vida, esta realidad puede sentirse bastante devastadora, y es común sentir síntomas de depresión y ansiedad. Lo sabemos. Esto es difícil. No tienes que pasar por esto sola.
  • Estrés de la vida. Los años típicos de la menopausia también coinciden con muchos otros desafíos: las carreras, las familias, la salud y los temores de envejecer entran en juego. Es totalmente comprensible que te sientas más ansiosa que antes.

Una faceta interesante de la ansiedad de la menopausia es que podría ser una de las causas de los sofocos.

Este estudio mostró que las mujeres que experimentaban más ansiedad también eran las más propensas a experimentar sofocos y que, a menudo, la ansiedad precedía a los sofocos.

¿Puede la menopausia causar ansiedad extrema?

La respuesta corta es que es complicado.

Como nos dice la Sociedad Norteamericana de la Menopausia, hay poco respaldo científico para la idea de que la menopausia causa trastornos de salud mental graves, como depresión clínica y trastornos de ansiedad.

Según este estudio, no es probable que la ansiedad de aquellas que sufren de mucha ansiedad antes de pasar por la menopausia aumente durante este capítulo.

Aquellas que previamente sufrieron de baja ansiedad, por otro lado, pueden tener más probabilidades de experimentar una alta ansiedad durante este momento.

Si tienes sentimientos de ansiedad extrema o tus síntomas no desaparecen, es importante recibir tratamiento. Esta no es una de esas cosas a las que tienes que sobrevivir.

¿Están vinculados la menopausia y los ataques de pánico?

Las mujeres tienen el doble de probabilidades de sufrir ataques de pánico que los hombres. Los ataques de pánico son oleadas de miedo intenso que no parecen estar relacionadas con una causa externa.

Provocan una reacción física, aumentando tu ritmo cardíaco, afectando tu respiración y posiblemente causando que empieces a sudar.

Pueden ser realmente aterradores y pueden hacerte sentir como si estuvieras teniendo un ataque al corazón.

El trastorno de pánico es la recurrencia de los ataques de pánico, a menudo acompañados por un temor debilitante de que ocurran.

Parece haber un vínculo entre la menopausia y los ataques de pánico, ya que ocurren con frecuencia en mujeres posmenopáusicas.

Pero, aunque los ataques de pánico pueden aparecer al mismo tiempo que la menopausia, no son un síntoma común.

Consulta con tu médico para que puedas obtener la ayuda que necesitas.

¿Desaparece la ansiedad de la menopausia?

La buena noticia es que hay luz al final del túnel.

Algunas mujeres descubren que tus sentimientos de ansiedad disminuyen una vez que tus hormonas se equilibran después de la menopausia. Pero no tienes por qué esperar que desaparezca.

Hay ayuda disponible.

Aquí hay algunas opciones que podrían ser apropiadas para ti.

¿Qué ayuda a la ansiedad durante la menopausia?

  • La Terapia Cognitivo-Conductual está demostrando ser eficaz como ayuda durante este período de transición.
  • Terapia de Reemplazo Hormonal (TRH). Hay alguna evidencia que sugiere que la TRH puede ayudar con los síntomas de ansiedad y depresión. Habla con tu médico acerca de si esto sería apropiado para ti.
  • Medicamentos contra la ansiedad. Es posible que tu médico te recete medicamentos contra la ansiedad. Investigaciones recientes han demostrado que estos también pueden ser efectivos en el tratamiento de los sofocos.

Otras formas de ayudar:

  • Cualquier cosa, desde una caminata suave por la naturaleza hasta un entrenamiento HIIT. Haz lo que te haga mejor.
  • Consume una dieta nutritiva y balanceada. Para obtener más información sobre esto, dirígete aquí.
  • Haz lo que amas. Tienes licencia completa para sumergirte en tus cosas favoritas. Pinta, charla, baila, explora.
  • Conéctate con otros. En serio. No hay nada parecido.

Sabemos que esto puede ser difícil. Te estamos apoyando.

Popular en el blog
Es tendencia en la comunidad