Menopausia

Menopausia y Dolor de Cabeza: Qué Hacer

Team Peanut
Team Peanutel año pasado8 min de lectura

Justo cuando crees que has recorrido toda la gama de la menopausia, otro síntoma parece colarse a la vuelta de la esquina.

Los dolores de cabeza de la menopausia son realmente una cosa y, ya sean leves o severos, pueden tener un gran impacto en tu bienestar general.

Menopausia y Dolor de Cabeza

Entonces, ¿qué los causa y, lo que es más importante, cómo puedes manejarlos mientras navegas por este capítulo de tu vida?











Para empezar, los dolores de cabeza vienen en todas las formas y tamaños.

Los dolores de cabeza por tensión, los dolores de cabeza por estrés y las migrañas difieren en términos de su gravedad y los síntomas que los acompañan.

¿Lo único que definitivamente tienen en común? Tienen el potencial de aparecer cuando la menopausia está en el horizonte.

Durante la perimenopausia, ocurren cambios significativos en tu cuerpo.

A medida que tus ovarios preparan su plan de jubilación, las hormonas que han estado produciendo desde la pubertad comienzan a cambiar su programa de producción.

Este período de transición dura entre cuatro y ocho años, que es un tiempo bastante largo para experimentar síntomas incómodos. Uf.

Aquí hay un desglose rápido de los cambios hormonales clave que tienen lugar:

  • El estrógeno, la hormona a cargo del crecimiento y apoyo de tu sistema reproductivo, ralentiza su producción. Curiosamente, no lo hace de una manera totalmente lineal y, a veces, se observan niveles más altos de estrógeno en la fase perimenopáusica.

  • La progesterona, la hormona responsable de preparar el útero para el embarazo todos los meses, también disminuye.

Estos cambios pueden causar una variedad de síntomas físicos y emocionales, desde sofocos hasta depresión, sequedad vaginal y, sí, dolores de cabeza menopáusicos.

Entonces, ¿cómo se sienten los dolores de cabeza de la menopausia, cuánto duran y qué podemos hacer al respecto? Vamos a ver.

Menopausia y los dolores de cabeza

¿Cómo se siente un dolor de cabeza durante la menopausia?

Como bien sabrás, no todos los dolores de cabeza son iguales.

Un dolor de cabeza tensional, por ejemplo, es un dolor de cabeza de leve a moderado que puede sentirse como si alguien le hubiera quitado todo el aire de la cabeza.

¿Conoces esa sensación de pinchazo en la sien que te hace sentir como si alguien estuviera apretando a cada lado de tu cráneo? Sí, ese es el uno.

No es agradable. Hay tantas razones por las que ocurren los dolores de cabeza por tensión, desde lesiones hasta ansiedad y alergias.

No hay duda de que un dolor de cabeza tensional puede arruinar tu día. ¿Una migraña, por otro lado?

Bueno, eso puede ser bastante agotador.

Las migrañas duran más, son más dolorosas y, a menudo, van de la mano con otros síntomas como náuseas, fatiga y mareos.

También pueden hacerte más sensible a la luz, el sonido y el olfato. Las migrañas pueden durar entre horas y días.

En algún lugar entre el 16 y el 29% de nosotros experimentamos migrañas durante el período de la menopausia.

De hecho, por lo general son más frecuentes en las mujeres, con alrededor del 43 % de nosotros experimentándolos en nuestra vida. (Sí, tenemos el doble de probabilidades de experimentarlas que los hombres).

Las migrañas se dividen en cuatro fases. Algunas personas experimentan todo; algunos experimentan sólo unos pocos. Se ven así:

  • Pródromo. Esta es la fase de advertencia y puede ocurrir uno o dos días antes de que comience la migraña. En este momento, puedes experimentar síntomas como estreñimiento, aumento de la orina, rigidez en el cuello y retención de líquidos. Esta etapa también puede presentarse con síntomas de salud mental como depresión, hiperactividad y ansiedad.

  • Aura. La segunda fase puede acompañar a un dolor de cabeza intenso o presentarse antes. Es un ataque temporal a tu sistema nervioso y, a menudo, afecta tu visión, y a veces causa alucinaciones. Otros síntomas incluyen mareos, tinnitus y problemas con el habla. Las auras por sí solas no son permanentes, pero pueden tener síntomas similares a otras condiciones de salud más graves. Siempre vale la pena buscar consejo médico si estás preocupada.

  • Ataque. Este es el dolor de cabeza severo en sí mismo, que a menudo viene con otros síntomas.

  • Postdromo. Es posible que hayas escuchado que esta fase se conoce como la resaca de la migraña. Es común y puede tardar días en desaparecer para algunas personas. En este momento, es posible que continúes sintiendo fatiga y mareos, o que tengas problemas digestivos. Puede causar una gran niebla mental en la que todo se siente bastante surrealista.

¿Qué causa los dolores de cabeza de la menopausia?

Si bien la investigación sobre las migrañas y la menopausia aún es joven, una gran cantidad de evidencia apunta a que los cambios hormonales están en el centro del vínculo.

Si alguna vez has experimentado migrañas antes de tu período, es posible que ya estés familiarizada con los efectos que una gota de estrógeno puede tener en tu cabeza.

Un aumento en el estrógeno también puede tener un efecto, provocando auras de migraña en algunas personas.

Pero las hormonas no son las únicas culpables aquí. La comida, la bebida y los medicamentos pueden jugar un papel. Cómo pueden estresarte.

Al igual que factores ambientales como el ruido o la contaminación lumínica. Incluso los cambios en el clima pueden causar dolores de cabeza por tensión y migrañas.

Nuestros cuerpos son complejos y no hay dos mujeres que experimenten los dolores de cabeza de la menopausia exactamente de la misma manera.

A veces, los dolores de cabeza pueden ser una señal de que algo más está pasando.

Pueden ser un síntoma de una variedad de enfermedades graves, que incluyen enfermedades cardíacas, derrames cerebrales y pérdida de la audición.

¿La conclusión? Si tienes problemas, vale la pena buscar consejo médico. Simplemente no tienes que luchar a través de esto sola.

¿Cuánto duran los dolores de cabeza de la menopausia?

Para muchas mujeres, la situación mejora después de la menopausia porque el flujo hormonal que las estaba provocando comienza a estabilizarse.

Pero este no es el caso para todas.

De hecho, esta reciente revisión de la literatura ha pedido más investigación sobre el tema, particularmente considerando que para algunas mujeres, los síntomas de la migraña no solo persisten después de la menopausia, sino que empeoran.

¿Qué ayuda con los dolores de cabeza de la menopausia?

Entonces, ¿qué podemos hacer para manejar la embestida?

Lo primero es lo primero, definitivamente vale la pena programar una cita con su proveedor de atención médica para ayudarlo a manejar esta transición.

Existen algunas opciones que pueden ayudarlo a encontrar alivio:

  • Medicamentos para aliviar el dolor. Los triptanes son un grupo de medicamentos que pueden ayudar a aliviar las migrañas en algunas personas. La aspirina, el ibuprofeno y el paracetamol también pueden funcionar para ti. Y existen medicamentos para tratar otros síntomas de la migraña, como los medicamentos contra las náuseas.

  • Medicación preventiva. Tu médico puede recetar medicamentos que te ayudarán a detener tus migrañas antes de que comiencen. Las opciones comunes incluyen antidepresivos, medicamentos anticonvulsivos y medicamentos que reducen la presión arterial.

  • Inyecciones de bótox. Para algunas personas, las inyecciones de Botox cada pocos meses pueden ayudar a evitar las migrañas.

  • Terapia de reemplazo hormonal (TRH), pero esta es complicada. La TRH se usa para tratar varios síntomas de la menopausia. Pero mientras algunas mujeres informan que sus migrañas desaparecen después de la TRH, para otras no hay cambios. A veces, empeoran. Si vas a someterte a TRH y tienes antecedentes de migrañas, es importante que se lo informes a tu médico.

  • Llevar un diario de dolores de cabeza. Anota cuándo ocurren y ten en cuenta las circunstancias que los rodean. Hacer un seguimiento puede ayudarte a identificar posibles desencadenantes.

  • Tratar de dormir bien por la noche. Sabemos que es más fácil decirlo que hacerlo, especialmente cuando estás pasando por la menopausia. Pero apegarte a un horario de sueño relativamente regular, asegurarte de que tu habitación esté oscura y libre de distracciones, y el ejercicio durante el día puede ayudar.

  • Abraza el frío. La meditación, el yoga, los paseos por la naturaleza, todos pueden ser beneficiosos para reducir el estrés. Algunas investigaciones recientes están resultando muy prometedoras en términos del efecto de la meditación en el manejo del dolor.

Y finalmente, debes saber que no tienes que navegar esto sola. Habla con tu médico. Pon a tu familia y amigos en el tema.

Únete a nosotros en Peanut

Tengamos la conversación.

Popular en el blog
Es tendencia en la comunidad

Descarga la app gratis

Descargar desde App Store
Descargar desde Play Store
  • Facebook
  • Instagram
  • Twitter
  • Pinterest