Fertility

¿Puede el Estrés Prevenir la Implantación?

Team Peanut
Team Peanutabout 1 month ago5 min read

Pregúntale a una pareja que está tratando de concebir cómo se siente y, con toda probabilidad, el estrés estará en algún lugar de su lista de emociones.

¿Puede el Estrés Prevenir la Implantación?

No solo sobre el proceso de concebir, sino también sobre la idea de que la vida está cambiando y la emoción y los desafíos se avecinan. No es sorprendente.











Pero, ¿cómo afecta el estrés al cuerpo, y específicamente al proceso de concepción e implantación?

Si bien la investigación y las opiniones sobre el tema varían, aquí está nuestra verdad.

En este articulo 📝

  • ¿Qué puede prevenir la implantación?
  • ¿Puede el estrés impedir que te quedes embarazada?
  • ¿Puede el estrés hacer que el embrión no se implante?
  • ¿Enojarse puede afectar la implantación?

¿Qué puede prevenir la implantación?

La implantación es el proceso en el que un embrión se aloja en el revestimiento del útero, llamado endometrio.

Por lo general, ocurre alrededor de 9 días después de la ovulación y la fertilización.

Entonces, ¿qué puede prevenir la implantación?

En términos médicos, la implantación generalmente se previene por una anomalía genética en el embrión o por endometriosis crónica.

Entonces, ¿dónde encaja el estrés en la ecuación?

¿Puede el estrés impedir que te quedes embarazada?

El estrés y la fertilidad a menudo van de la mano.

Si bien puede haber muchas razones anatómicas detrás de los problemas de fertilidad, si tu y tu pareja se han liberado de estos, el estrés podría estar jugando un papel fundamental.

El estrés no es sólo un sentimiento.

El estrés es la respuesta automática de tu cuerpo a un cambio o aumento en la demanda fuera de su estado “normal”.

El estrés literalmente altera el equilibrio químico dentro de nuestros cuerpos.

Y no solo estamos hablando de estrés mental; también nos referimos al estrés físico.

Ejercitarse demasiado, o lo contrario, alimentar tu cuerpo con demasiados alimentos poco saludables, alcohol, cafeína y/o nicotina, a veces puede poner tu interior bajo un estrés abrumador.

Es importante tener en cuenta que existe una diferencia entre una cantidad “normal” de estrés y un estado de estrés excesivo o constante.

Las investigaciones han demostrado que los niveles de estrés de bajos a moderados (por ejemplo, una próxima visita a los suegros o una presentación de trabajo) no afectan las posibilidades de una mujer de tener un embarazo saludable.

Sin embargo, estar bajo un constante estrés, ya sea por una causa ambiental como el exceso de ejercicio, o un factor de estrés emocional constante como el desempleo o las dificultades financieras, puede causar estragos en tu sistema reproductivo.

Así es como se pueden vincular el estrés y quedar embarazada…

  • El estrés inhibe la liberación de hormonas necesarias para la ovulación, lo que puede evitar que ocurra la ovulación o hacer que el momento de la ovulación dentro de tu ciclo sea inviable para la fertilización (es decir, la ovulación justo antes de la menstruación).
  • El estrés puede degradar la calidad del esperma y la cantidad de esperma dentro del semen.
  • Estar en una respuesta de estrés aumenta los niveles de cortisol en tu cuerpo. Para producir cortisol, tu cuerpo requiere progesterona, que también es la hormona necesaria para ayudar a un embarazo saludable. El requisito de estrés del cortisol anula el requisito de embarazo, por lo tanto, tu sistema reproductivo no tiene los niveles de progesterona necesarios para apoyar la implantación.

En resumen, tu cuerpo, mientras está atrapado en su respuesta de lucha o huida alimentada por la adrenalina, pensará: “Oye, tal vez ahora no sea un buen momento para quedar embarazada”.

¿Puede el estrés hacer que el embrión no se implante?

Entonces, ¿cómo puede afectar exactamente el estrés a la implantación?

Esto se reduce al flujo sanguíneo.

Para crear el ambiente perfecto para la implantación, tu endometrio requiere un flujo sanguíneo adicional.

Sin embargo, el estrés a largo plazo puede reducir el flujo de sangre al útero, lo que significa que podría ser menos receptivo a la implantación.

Esto puede ser lo mismo para mujeres que están tratando de concebir sin ayuda o que usan tratamientos de fertilidad como IIU o transferencias de FIV.

¿Enojarse puede afectar la implantación?

No hay investigaciones que sugieran que enojarse afectará la implantación, aunque si te sientes crónicamente estresada, la ira puede ser una emoción que está a la vuelta de la esquina.

Tratar de concebir puede ser un momento desafiante y dar una mezcla embriagadora de emociones.

Puedes encontrar tus propias formas de manejarlos, ya sea practicando la atención plena, caminando en la naturaleza, escuchando (o tocando) música, yoga o cualquier otra cosa que te relaje.

Y también puedes probar el asesoramiento o terapias como la terapia cognitiva conductual para reducir el estrés.

Y no olvides que las mamás de Peanut siempre están aquí para ti.

Puedes unirte a nuestra comunidad para conocer, chatear y aprender de mujeres con ideas afines.

Popular on the blog
Trending in our community

Get the free app

Download on the App Store
Download on the Playstore
  • Facebook
  • Instagram
  • Twitter
  • Pinterest