Motherhood

Mi Bebé No Eructa: ¿Y Ahora Qué?

Team Peanut
Team Peanut21 days ago4 min read
Ad

Además de todas las cosas buenas que están consumiendo, es muy probable que tu pequeño trague aire mientras se alimenta. Esto es totalmente normal, y eructar generalmente ayuda a liberar este exceso de gas, lo que hace que tu bebé se sienta más cómodo.

Mi Bebé No Eructa

Pero, ¿qué deberías hacer si tu bebé no eructa? Vamos a averiguarlo.

En este articulo 📝

  • ¿Qué pasa si mi bebé no eructa y lo acuesto?
  • ¿Qué pasa si tu bebé todavía no eructa?
  • ¿Debería preocuparme si mi bebé no eructa?

¿Qué pasa si mi bebé no eructa y lo acuesto?

Lo primero es lo primero, mamá: no te preocupes si tu bebé no siempre eructa.











A algunos bebés les encanta hacer su mejor imitación de Homero Simpson, mientras que otros no eructan regularmente, o en absoluto.

Dicho esto, muchos bebés tienen gases atrapados mientras se alimentan.

Algunas señales reveladoras de que tu bebé puede necesitar ayuda para deshacerse de esos gases incluyen:

  • Hacer muecas mientras se alimenta
  • Retorcerse o inquietarse durante las comidas
  • Negarse a beber más, incluso si aún no está lleno
  • Regurgitar más de lo normal

¿Qué pasa si el bebé no eructa y se duerme?

Seguramente te preocupe que tu bebé termine con problemas estomacales si no eructa, pero ese no es el caso.

Ad

El aire atrapado encontrará la salida, de una forma u otra.

Es posible que tengas un bebé malhumorado en tus manos por un tiempo, pero no será más grave que eso.

¿Cuál es la mejor manera de hacer eructar a un bebé?

Varias posiciones pueden ayudar a mover el gas atrapado.

Aclaración

Antes de que lleguemos a estas técnicas para hacer eructar a un recién nacido, es una buena idea colgarse un paño para eructar sobre el hombro (o en la posición que prefieras) en caso de que tu pequeño saque más que un eructo.

  • Levanta suavemente a tu bebé hacia tu hombro mientras sostienes su cuello y cabeza. Acaricia y frota su espalda.
  • Coloca a tu bebé sobre tus rodillas con su barriga hacia el suelo. Puede parecer que está haciendo una pose de Superman sobre tus rodillas. Dale palmaditas en la espalda desde esta posición.
  • Sostén el pecho de tu bebé con cuidado y siéntalo sobre tu regazo, de espaldas a ti. Inclina a tu bebé hacia delante y dale palmaditas en la espalda con la mano libre.

Para todas estas posiciones, intenta ahuecar la mano en lugar de darle palmaditas con la palma plana.

Esta puede ser una técnica más suave y eficaz para eructar, especialmente para los recién nacidos.

¿Qué pasa si tu bebé todavía no eructa?

Así que, has intentado dar palmaditas, mecerte y casi todo lo demás, pero ese eructo simplemente no llega.

Estos son algunos consejos para lograr algo de progreso si tu bebé aún no eructa.

  • Trata de hacer eructar a su bebé durante la alimentación en lugar de después. Si estás alimentándolo con biberón, un buen indicador sería cada dos o tres onzas. Si estás amamantándolo, intenta hacer eructar a tu pequeño al cambiar de seno.
  • Coloca tu mano más abajo en la espalda de tu bebé para que esté alineada con el área del estómago en lugar de con la parte posterior de las costillas. Esto debería ayudar a apuntar al área correcta para liberar el gas atrapado.
  • Ata a tu pequeño en un portabebés y camina por la casa. El movimiento puede ayudarlo a eructar.

Si nada de lo anterior funciona, no te desesperes.

Aquí hay algunas técnicas más que vale la pena probar:

  • Masaje para bebés: acuesta a tu bebé boca arriba con las piernas en el aire. Lleva lentamente sus piernas hacia su barriga o muévele las piernas como si estuviera pedaleando en una bicicleta. También puedes masajearle la barriga en círculos en el sentido de las agujas del reloj para estimular el eructo.
  • Espera: Es posible que la leche o fórmula de tu bebé tarde un poco en bajar. Esperar unos 10 minutos antes de eructar podría ser una forma efectiva de hacer que algunos bebés eructen.

¿Debería preocuparme si mi bebé no eructa?

Si tu pequeño todavía no eructa, y no parece tener ninguna molestia, es posible que sea un niño que no eructa, y no hay nada de malo en eso.

Ad

Pero si tu bebé parece sentirse incómodo o angustiado durante la alimentación y no puede eructar, puede ser una buena idea hablar con el médico.

Como primer paso, probablemente te hablarán sobre condiciones comunes como el reflujo ácido o la sensibilidad a los alimentos.

Ad
Ad
Ad
Popular on the blog
Trending in our community
Ad

Get the free app

Download on the App Store
Download on the Playstore
  • Facebook
  • Instagram
  • Twitter
  • Pinterest