Fertilidad

Qué Significa Para Mí La Semana Nacional de Concientización Sobre La Infertilidad (NIAW)

Sophie Sulehria
Sophie Sulehriahace 4 semanas5 min de lectura

Mientras yacía allí con las piernas en los estribos, mi corazón se hundió y caí en una completa incredulidad. Todo lo que podía escuchar eran mis lágrimas mientras me llevaban en silla de ruedas a mi habitación donde mi esposo Jonny estaba esperando las buenas noticias… lamentablemente no recibiría ninguna.

Mis inyecciones de FIV

Era nuestra cuarta ronda de FIV, y se suponía que ese sería el día en que descubriríamos cuántos óvulos habían logrado recuperar. Las últimas dos semanas habían sido un preludio para este momento. Cada inyección, cada escaneo, cada análisis de sangre, y las señales eran buenas. Pudieron ver al menos diez folículos creciendo durante la fase de estimulación, lo que debería haber significado unos cinco óvulos en la recuperación.

Pero un ligero sangrado y un escaneo tardío justo antes de entrar al quirófano mostraron que se habían ido, que no habían existido en primer lugar. Las drogas habían estimulado el desarrollo de los folículos pero mi cuerpo me había engañado, nuestras esperanzas se habían desvanecido antes de tener la oportunidad de ver el tratamiento hasta su conclusión final. De vuelta al principio.

Nunca me he sentido tan desdichada como ese año. Parecía que todas las personas que conocía continuaban teniendo bebés o estaban embarazadas, y no sabía a quién acudir. Nadie entendía lo que estábamos pasando, no había el apoyo o la conciencia que se está creando ahora, y todo se sentía extremadamente aislado. Sin embargo, a nivel mundial, 48,5 millones de parejas experimentan infertilidad. Entonces, ¿por qué no se hablaba de esto más ampliamente? Necesitaba empezar a hablar, a tener la conversación, a sentirme menos sola.

Así que comencé a buscar

Yo estaba a la caza de personas que estuvieran pasando por lo mismo que nosotros, una lucha titánica contra lo único que se supone que sucede de forma natural. Necesitaba apoyo de primera mano.

Allí fue que descubrimos la Semana Nacional de Concientización sobre la Infertilidad (NIAW por sus siglas en inglés).

Lo que NIAW significa para mí es tener un punto específico en el calendario donde la atención se dirige a este sector de la sociedad. Esto es crucial cuando se trata de cambiar la narrativa y romper el estigma. Una semana completa en la que se puede escuchar a las mujeres que luchan por concebir, se les brinda una plataforma para hablar sobre los problemas que enfrentan y se apoyan mutuamente. Era algo que necesitaba tanto.

Porque la infertilidad le puede pasar a cualquiera. No discrimina entre raza, religión, sexualidad o condición económica. Es el peor club de chicas que existe, y una vez que entras en la madriguera del conejo, te cambia de por vida. Pero no tiene por qué ser del todo malo, ya que lo que puede resultar de tocar fondo es el cambio. Cambio en las actitudes, el lenguaje y la comprensión de las personas.

Ya no debería ser aceptable preguntarle a alguien “¿cuándo vas a tener hijos?” o decirle a alguien que lo ha estado intentando durante años que puede ‘adoptar’. Las personas ya no deberían tener miedo de hablar sobre su lucha, su ciclo de tratamiento, su aborto espontáneo. Para mí, la Semana Nacional de Concientización sobre la Infertilidad muestra el impacto de la infertilidad y los desafíos que enfrentan las personas cuando intentan formar una familia. Es una oportunidad para enviar mensajes de apoyo a otras personas que están luchando, para darles el aliento que necesitan y demostrarles que los demás entienden.

Y encontré Peanut

Otro punto de inflexión en mi búsqueda de apoyo emocional fue Peanut. Cuando comencé a hablar, interactuar y apoyar a otras mujeres dentro de la aplicación, descubrí la amabilidad de desconocidos. Personas que nunca había visto antes pero que parecían saber exactamente cómo me sentía.











“Es como una comunidad de mujeres en mi bolsillo”: eso es lo que le dije a mi esposo cuando estaba leyendo un día. “Estas mujeres me entienden”. Desde rondas fallidas de FIV, pasando por apoyo cuando se trata de anuncios de embarazo, hasta estar presente en los peores días. Las miles de mujeres dentro de los grupos de apoyo, personas que nunca había conocido, todas se unieron para ayudarse mutuamente y compartir sus experiencias por el bien común.

Siempre estuvieron allí, con solo hacer clic en un botón, listas y esperando, como un ejército de apoyo de TTC en los días en que todo se vuelve difícil. Desde el consejo, hasta la esperanza, el amor y el apoyo, o para hacerte reír cuando más lo necesitas. Al otro lado del mundo, o a la vuelta de la esquina, Peanut había creado una plataforma donde todas podíamos estar juntas.

De repente, ya no me sentía sola. De repente sentí que podía abordarlo todo y, de repente, el estigma comenzó a desvanecerse. Entonces me di cuenta de que este puede ser el peor club de chicas de la historia, pero ciertamente tiene los mejores miembros.

Popular en el blog
Es tendencia en la comunidad

Descarga la app gratis

Descargar desde App Store
Descargar desde Play Store
  • Facebook
  • Instagram
  • Twitter
  • Pinterest