Embarazo

Señales de que estás entrando en trabajo de parto

Peanut
Peanuthace 4 semanas5 min de lectura

No hay una forma garantizada de saber cuándo llegará tu bebé, pero hay algunas cosas. Aquí hay algunas señales de que estás entrando en trabajo de parto.

Señales de que estás entrando en trabajo de parto

A los bebés les gusta hacernos adivinar, y nunca hay garantías sobre cuándo comenzará el trabajo de parto.











¿Pero eso significa que no hay pistas a las que prestar atención?

¡Por supuesto que no!

Aquí hay algunas señales clásicas de que faltan 24 a 48 horas para el trabajo de parto.

En este articulo: 📝

  • ¿Cómo te sientes el día antes del parto?
  • ¿Cómo saber si el trabajo de parto está cerca?
  • Cosas extrañas que suceden antes del trabajo de parto

¿Cómo te sientes el día antes del parto?

La respuesta de cada una será diferente.

Es posible que te sientas completamente normal el día antes del parto.

Es posible que estés harta, impaciente y aburrida de estar embarazada.

Es posible que te sientas abrumada por tu “instinto de anidación” y desees fregar los zócalos de cada habitación de tu casa.

Siempre es divertido escuchar las historias de las personas sobre lo que estaban haciendo justo antes de ponerse de parto.

Pero en un mundo ideal, si supieras que estás a punto de comenzar la vida con un recién nacido, probablemente tomarías una siesta, comerías una comida nutritiva y tal vez te pondrías al día con tu pareja y amigos sin tener que preocuparte por llevar un pañal en una bolsa contigo.

¿Cómo saber si el trabajo de parto está cerca?

Aunque el trabajo de parto es impredecible, tu cuerpo podría darte algunas señales de que las cosas están por comenzar.

Solo recuerda, algunas de estas cosas pueden ocurrir tan pronto como dos o tres semanas antes de que comiences el trabajo de parto, especialmente si no es tu primer bebé.

Síntomas antes de que comiences el trabajo de parto: Aligeramiento

También conocido como el bebé “caído”.

¿Puedes respirar repentinamente más fácilmente de lo que lo has hecho en semanas?

¿Pero ahora de repente necesitas orinar cada treinta minutos?

Puede ser que tu bebé se haya caído en tu pelvis.

Si es tu primer bebé, no es raro que te quede “más alto” hasta que tengas tus primeras contracciones.

Pero este es uno de esos sutiles signos de trabajo de parto que pueden ocurrir mucho antes en embarazos posteriores.

Braxton Hicks

Un ensayo general para el trabajo de parto que incluso podría hacer que te dirijas al hospital, son los Braxton Hicks o  calambres dolorosos que se sienten como trabajo de parto.

Puede ser difícil notar la diferencia entre este “trabajo de práctica” y el trabajo real.

Si las contracciones van y vienen, o si desaparecen cuando cambias de posición, probablemente tengas que esperar más.

Pero las Braxton Hicks pueden ser una clara señal de que no tardará mucho más.

Diarrea

La diarrea en esta etapa de tu embarazo puede ocurrir no porque estés enferma, sino porque tus músculos se están relajando y preparándose para el parto.

También es común vomitar durante el trabajo de parto, pero esto no suele suceder hasta que las cosas están bien encaminadas.

Perder el tapón mucoso

Esto a veces se conoce como “tener un espectáculo sangriento”.

Tu tapón mucoso es una barrera que se forma entre la vagina y el útero durante el embarazo temprano para proteger a tu bebé de las bacterias.

A medida que tu cuello uterino comienza a acortarse, ablandarse y abrirse al comienzo del trabajo de parto, el tapón mucoso puede caerse en una sola pieza o como una gran cantidad de flujo vaginal adicional.

Movimiento

¿Se mueve mucho tu bebé antes del parto?

En realidad, probablemente no notarás que tu bebé se mueve más de lo normal antes de que comience el trabajo de parto.

De hecho, es posible que sientas menos movimientos, porque se están poniendo cómodos en tu pelvis y simplemente no tienen tanto espacio como hace unas semanas.

Solo asegúrate de llevar un registro de cuándo siente que tu bebé se mueve. Si sientes menos de 10 patadas en dos horas, llama a tu médico.

Cosas extrañas que suceden antes del trabajo de parto

Si esos síntomas previos al trabajo de parto no fueran lo suficientemente extraños, aquí hay algunos más a los que debes prestar atención:

  • Anidamiento: La necesidad repentina de organizar la ropa del bebé y limpiar detrás de la secadora, ahora mismo. Si bien el agotamiento al final del embarazo es normal, es posible que obtengas una repentina explosión de energía para las tareas domésticas oscuras.
  • Torpeza: A medida que tu cuerpo se prepara para dar a luz a tu bebé, tus niveles de la hormona relaxina aumentan para ayudar a que tus tendones se estiren. ¿Un efecto secundario común? Tropezar, dejar caer cosas y torcerse las articulaciones. Ten cuidado ahí fuera, mamá.
  • Pérdida de peso: Ya sea porque los niveles de líquido amniótico cayeron levemente al final del embarazo o porque tu recién nacido inminente significa que pasarás más tiempo en el baño, es normal que tu peso baje un poco justo antes de que nazca tu bebé.

Aguanta ahí, mamá.

Con suerte, no pasará mucho tiempo antes de que conozcas a tu pequeño Peanut.

Popular en el blog
Es tendencia en la comunidad

Descarga la app gratis

Descargar desde App Store
Descargar desde Play Store
  • Facebook
  • Instagram
  • Twitter
  • Pinterest